Panamá "no tiene apuro" por TLC con EU, dice Martinelli

PARÍS (AFP). El presidente Ricardo Martinelli afirmó este miércoles que Panamá "no tiene ningún apuro" para que entre en vigencia el TLC con Estados Unidos, pero que este país podría ser el principal perjudicado si el pacto sigue trabado en el Congreso norteamericano.

"Nosotros estamos listos cuando los Estados Unidos estén listos", dijo Martinelli en una entrevista con la AFP al margen del Foro Económico Mundial (WEF) que se celebra anualmente de Davos (Suiza).

"No tenemos ningún apuro en meternos en la política interna nortemaericana", agregó, en referencia al actual debate en el Congreso estadounidense sobre la ratificación de los TLC (Tratados de Libre Comercio) con Colombia y Panamá, bloqueados por los demócratas.

Martinelli, primer jefe de Estado latinoamericano en presentarse en el (WEF) que se celebra en la estación de esquí suiza, advirtió sin embargo que esa demora dejará en desventaja a los inversionistas y a los productos estadounidenses en el mercado panameño.

El presidente panameño se mostró tranquilo en cuanto a los plazos, aunque advirtió de las desventajas que supone para Estados Unidos esa demora.

"Es bueno tener un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos porque ahí se está asegurando la seguridad jurídica de los inversionistas norteamericanos, que van a estar en desventaja cuando se firmen tratados con otros países", señaló.

El TLC también es importante para los norteamericanos "por las preferencias arancelarias, porque cuando Europa entre libre de impuestos y países del resto de América Latina, como Brasil y Colombia, hagan lo mismo si concluimos el TLC, Estados Unidos si se va a ver en clara desventaja", continuó.

El gobierno del presidente norteamericano Barack Obama se impuso el plazo de julio 2011 para ratificar el acuerdo con Corea del Sur, pero afirmó que necesita más tiempo para recabar los apoyos para los tratados con Colombia y Panamá.

Los tres acuerdos de libre comercio en cuestión fueron firmados bajo la presidencia del republicano George W. Bush (2001-2009) pero encontraron diferentes trabas en un Congreso que hasta fines de 2010 era dominado por los demócratas.

Los demócratas, que hasta diciembre tuvieron mayoría en la Cámara, objetan los TLC con Colombia y Panamá, dos de los aliados más cercanos a Estados Unidos en la región, alegando que debe haber mayor protección de los derechos humanos en el primero y de los derechos laborales en el segundo.

Pero la nueva mayoría republicana de la Cámara de Representantes dejó en claro el martes que quiere que el Congreso considere esos acuerdos en un plazo no mayor a seis meses.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes