Panamá busca vías para afrontar la inflación en medio de reclamos

Panamá (EFE). El Gobierno panameño analiza vías para hacer frente al encarecimiento del combustible, que afecta a la canasta básica y el transporte, en un escenario que para los analistas consultados hoy se perfila como una crisis inflacionaria que ha comenzado a generar reclamos sociales.

Las posibles soluciones gubernamentales contemplan desde el subsidio al combustible, reducción del impuesto a los carburantes, incrementar la venta de productos agropecuarios a precios de costo, hasta la creación de una comisión sobre el tema inflacionario.

Mientras, expertos economistas sugieren al Gobierno del presidente panameño, Ricardo Martinelli, incentivar al sector agropecuario y revisar la política energética del país, un importador neto de crudo y derivados que cerró el año 2010 con una inflación del 3,5 por ciento y un crecimiento económico del 7,5.

Según las cifras más recientes de la Contraloría General de la República, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó en marzo un 0,9 por ciento respecto al mes anterior y alcanzó una tasa interanual del 5,5 por ciento.

El expresidente del Colegio de Economistas de Panamá Adolfo Quintero dijo a Efe que el impacto del alza del combustible, que ronda ya los 4 dólares el galón (3,7 litros), se irá sintiendo en próximos meses.

Las cifras oficiales de inflación en marzo dan cuenta de una subida del 3,0 por ciento de los precios del sector del transporte,

"Siento que ya estamos prácticamente inmersos en una crisis inflacionaria", apuntó el economista.

En cuanto a la canasta básica familiar, el informe del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) más reciente señala que en febrero pasado alcanzó los 285,77 dólares, con una subida de 1,35 dólares o un 0,48 por ciento respecto al mes anterior, y 14,38 dólares, o un 5,3 por ciento, más que en febrero de 2010.

Quintero sugirió al Gobierno panameño incentivar la productividad del sector agropecuario a través de créditos, e incrementar las ferias de productos a precios de costo.

Asimismo, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá dijo a Efe que "si la situación internacional no mejora" el país registrará este año "una inflación cercana al 5 y 6 por ciento", lo que afectará la economía en general.

El alza de los precios ha empezado a generar protestas y cierres viales por parte de grupos estudiantiles y de otros sectores que se quejan tanto del alto costo de la vida como del aumento temporal, de un 21 por ciento, en las tarifas del transporte público en el sector oeste de la capital y varias provincias del interior del país.

El ministro panameño de Comercio e Industrias, Roberto Henríquez, reiteró el miércoles que no se puede descartar un subsidio a los precios del combustible, tal como el que se aplicó hace cuatro años, e incluso una reducción del impuesto que pagan los carburantes.

Henríquez matizó que cuando la medida de subsidio se aplicó, en la Administración del entonces presidente Martín Torrijos (2004-2009), el galón de gasolina costaba 4,70 dólares y logró estabilizarse en 4,50 dólares, pero que en la actualidad no se ha llegado a ese precio.

El ministro ponderó que ese nuevo subsidio afectaría las finanzas públicas y podría frenar desarrollos de infraestructura, lo mismo que bajar en 0,25 dólares el impuesto de la gasolina, pues significaría una pérdida al Estado de 7 millones de dólares al mes.

Henríquez dijo que el Gobierno analiza medidas de alivio a largo plazo, como una ley de biocombustibles y la construcción de nuevas generadoras de energía compatibles con el medio ambiente.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Agropecuario, Emilio Kieswetter, anunció la creación de una comisión de alto nivel para analizar la crisis inflacionaria, y abogó por políticas para incentivar el sector agropecuario y llevar las ferias de alimentos a todo el país.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes