Panamá cancela concesión de hidroeléctrica a filial de AES

Panamá (EFE). La Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep) de Panamá confirmó que canceló una concesión a la filial local de la firma estadounidense AES Corporation para edificar la segunda fase de la hidroeléctrica Changuinola, en la provincia occidental de Bocas del Toro.

El director nacional de Electricidad de la Asep, Rodrigo Rodríguez, explicó a Efe que la concesión fue cancelada porque el proyecto "no podría desarrollarse bajo una adecuada optimización del recurso hidroeléctrico disponible" después de que la empresa ejecutante, AES Changuinola, realizara unas "modificaciones" al proyecto original.

Al ser preguntado sobre si la Asep abrirá una nueva licitación para el proyecto hidroeléctrico, Rodríguez respondió que la decisión de esa institución "no se encuentra en firme" aún, ya que AES Changuinola "cuenta con el término de Ley para interponer las acciones legales que estime con relación" a la misma.

AES Changuinola desarrolla actualmente la fase uno del proyecto hidroeléctrico, conocido como Chan I, con una inversión de cerca de 563 millones de dólares y una generación proyectada de 223 megavatios a partir de su puesta en operaciones, lo que se espera ocurra durante el cuarto trimestre de este año.

Pero el proyecto Chan II "no se puede realizar de acuerdo a las condiciones técnicas contenidas en el contrato de concesión" ya que tras las modificaciones aplicadas "el sitio original de la presa y casa de máquinas queda dentro del embalse de Chan I", precisó Rodríguez.

La filial local de la firma estadounidense comenzó en octubre de 2007 las obras de Chan I, que inicialmente se conocía como Chan 75, en medio de protestas de los indígenas de la Comarca Ngabe Buglé, que denunciaron que la obra ponía en peligro sus propiedades ancestrales y recursos naturales.

El proyecto Chan 75 fue impugnado por los indígenas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que en junio de 2009 pidió al Gobierno panameño la suspensión del proyecto para evitar "daños irreparables" a la propiedad y seguridad de los nativos del lugar, más de 5,000.

El Gobierno del entonces mandatario panameño, Martín Torrijos, (2004-2009) se negó a paralizar las obras con el alegato de que la Comisión no se informó objetivamente del tema.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes