Panamá celebra 11 años de reversión del Canal

Panamá (EFE). Panamá asumió hace once años la administración del Canal, con lo cual además de dar un paso trascendental en cuanto a su soberanía nacional, pudo incorporar a su desarrollo el uso de su recurso más estratégico,como lo es la vía interoceánica, dijo el director de la entidad administradora, Alberto Alemán Zubieta.

Las declaraciones de Alemán se originaron con motivo del undécimo aniversario del traspaso del Canal de Panamá por Estados Unidos, que regentó la vía acuática por 85 años desde su inauguración en 1914.

Los Tratados del Canal, que firmaron Panamá y Estados Unidos en 1977, conocidos como Torrijos-Carter, concedieron paulatinamente la soberanía a Panamá del territorio cedido en 1904 por otro documento similar.

"El lapso transcurrido registra un balance altamente favorable que, en términos de beneficios, significó superar largamente, desde los primeros años, los aportes recibidos de la administración anterior, destinándose al financiamiento de los principales rubros de interés social del Estado", destacó el administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) en una alocución.

Alemán indicó que gracias a su modelo de gestión y a los procesos adoptados en materia de contratación pública, "el Canal confirma el valor de su ruta al servicio de transporte mundial y, sobre todo, como factor de progreso, desarrollo y calidad de vida para los panameños".

Según estimaciones panameñas, los tránsitos por el Canal aumentarán en 2011 debido al repunte que está experimentando el comercio mundial y, en ese sentido, se espera que para este año fiscal se registre 305 millones de toneladas de carga frente a los 300 millones con que acabó el ejercicio anterior.

El año fiscal va del 30 de septiembre pasado al 1 de octubre de 2011.

El Canal de Panamá cerró el año fiscal 2010 con ingresos en peajes de 1.482 millones de dólares, un 3% más que los 1.430 millones del periodo anterior, al superar por tercer año consecutivo la cifra de 300 millones de toneladas de carga, informaron fuentes del Canal.

El Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que integran la constructora española Sacyr, la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña CUSA, lleva a cabo la principal obra de ampliación del Canal por un costo de alrededor de 3.200 millones de dólares.

La construcción total de las obras de ampliación están estimadas en 5.250 millones de dólares.

Las obras deben concluir en 2014 con la construcción de dos nuevos juegos de esclusas con capacidad para aumentar la capacidad de tránsito por la vía interoceánica y ampliar su uso a buques de mayor calado.