Panamá da por cerrado caso de veedores ecuatorianos

Panamá, ( EFE). El gobierno de Panamá ha dado por cerrado el caso de los cuatro veedores ecuatorianos a los que se negó el asilo que solicitaron en la embajada del país en Quito, informó hoy el canciller panameño, Roberto Henríquez.

"Se cerró desde el momento en que, con todo respeto, se les comunicó (a los ecuatorianos) que Panamá había estudiado su caso y no considerábamos que eran sujeto de asilo", declaró Henríquez a los periodista.

El ministro de Relaciones Exteriores explicó que tras comunicarles la decisión panameña, el pasado día 17, el grupo de ecuatorianos abandonó los predios de la embajada en Quito, a donde habían llegado un día antes.

Los ecuatorianos Pablo Chambers, José Quishpe, Gerardo Portilla y Víctor Hugo pidieron el asilo a Panamá y al menos a otros cuatro países por temor a ser encarcelados en Ecuador a raíz de un proceso abierto en su contra por una demanda por " falso testimonio" presentada contra ellos por el presidente Rafael Correa.

A petición del propio Correa, los cuatro veedores investigaron los negocios de su hermano Fabricio con el Estado y concluyeron que el gobernante sabía de los mismos y que, además, eran en perjuicio de las arcas nacionales.

Correa acusó a los veedores de manipular documentos y de presentar una conclusión falsa de su investigación, por lo que los denunció ante la Fiscalía, y un juez admitió los cargos el pasado día 17, cuando les prohibió salir del país y ordenó su presentación cada 15 días ante la corte.

En su informe, el comité aseveró que el volumen de los contratos de Fabricio Correa ascendía a 657 millones de dólares y que hubo un perjuicio para el Estado de 140 millones.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida