Panamá culmina ejercicio piloto para participar en la prueba PISA 2018

La jornada piloto para participar de la prueba internacional PISA 2018 culminó en el mes de agosto, según el Ministerio de Educación (Meduca).

Con esta fase, Panamá cumplió con el proceso de antesala a dos pruebas comparativas a gran escala del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA), de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Jahir Calvo, coordinador del Centro Nacional PISA explicó que para cumplir con el diseño de muestra seleccionado para Panamá trabajaron con 47 centros educativos, con diversas características y tamaño de población, donde evaluaron un aproximado de 1,800 estudiantes de 15 años de edad.

Parte de la muestra estuvo conformada por 14 de las 16 regiones educativas, entre estas, las de Bocas del Toro, Chiriquí, Coclé, Los Santos, Veraguas, Colón, Darién, Panamá Centro, Panamá Este, Panamá Oeste y San Miguelito; así como las comarcas Ngäbe Buglé, Emberá-Wounann y Guna Yala. 

Los ensayos en los colegios se llevaron a cabo de forma digital, con equipos propios y mediante computadoras portátiles del Centro Nacional PISA. La evaluación está dividida en dos partes: 120 minutos para las competencias matemáticas, ciencias y lectura. Otros 70 minutos fue para cuestionarios de contexto que buscan conocer más del estudiantado y su entorno, informó el Meduca.

Para el 31 de agosto, además culminó la colocación del ejercicio PISA para el Desarrollo o PISA D, para conocer las habilidades que tienen los estudiantes rezagados y adolescentes fuera del sistema educativo. La prueba se aplicó en centros escolares como en hogares.

Para este ensayo se empleó la metodología de la Encuesta de Hogares y para encontrar la población elegible dentro de las escuelas, se utilizaron datos estadísticos del Meduca. A diferencia de la prueba PISA regular, que evalúa tres componentes de lectura, matemáticas y ciencias, PISA para el Desarrollo solo admite información de las dos primeras áreas.

Calvo explicó que ambas jornadas representaron un desafío logístico, técnico y administrativo, sin embargo asegura que el hecho de cumplir con el estándar internacional en las pruebas piloto, permitió hacer ajustes ante las evaluaciones definitivas de PISA 2018 y PISA D.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida