Panamá niega haber violado inmunidad diplomática de embajador de Nicaragua

El gobierno de Panamá rechazó este sábado haber violado derechos diplomáticos del embajador de Nicaragua, Antenor Ferrey Pernudi, quien fue llamado a consultas por Managua tras ser desalojado de su residencia debido a un reclamo legal.

"Panamá es muy respetuoso de sus obligaciones internacionales y de los compromisos emanados de la Convención de Viena con respecto a los privilegios e inmunidades que amparan al cuerpo diplomático acreditado en Panamá", afirmó la Cancillería en un texto.

El Ministerio de Relaciones Exteriores respondió así al llamado a consultas el viernes por Managua de su embajador Ferrey tras ser desalojado de su residencia por emplazamiento de las autoridades panameñas.

El martes, la Cancillería había emplazado a Ferrey a desalojar la residencia exclusiva que ocupaba en una zona de la Costa Del Este de la capital, debido a una disputa legal.

El gobierno panameño alega que Ferrey no tiene "ningún derecho real legítimo sobre el inmueble" porque "no posee un título de propiedad ni contrato de arrendamiento".

"Ante decisiones definitivas tomadas por los órganos jurisdiccionales competentes" la Cancillería de Panamá mantuvo "un papel de escucha y mediación entre amabas partes incentivando el dialogo y a llegar a un acuerdo en beneficio de todos", dice la nota.

La Cancillería intervino luego que una abogada panameña denunció haber sido agredida "física y verbal" por Ferrey cuando llegó a desalojarlo.

El gobierno de Nicaragua manifestó que Ferrey "ha sido víctima de agresiones y se le ha violado su residencia diplomática" en Panamá, lo que constituye "una violación al derecho internacional", calificó los hechos de "ilegales" y solicitó al gobierno de Panamá investigar a fondo lo ocurrido.

Managua rechazó asimismo la versión y aclaró que el inmueble se encuentra bajo la tutela del estado nicaragüense después de haber sido adquirida en el año 2001 por la Sociedad Locery, S.A, cuya apoderada es Fernanda Flores de Alemán, esposa del ex presidente Arnoldo Alemán (1997-2002).

Según Managua, la propiedad donde vivía su embajador fue ocupada durante los procesos judiciales que Nicaragua promovió en esa época contra Alemán por una millonaria malversación de fondos públicos, parte de los cuales fueron desviados a la nación canalera.

Aduce también que los abogados de Alemán vendieron de "manera fraudulenta" la vivienda a terceros.

La canciller panameña, Isabel De Saint Malo, manifestó el miércoles que este caso "es un tema legal complejo" pero "daremos los pasos que tengamos que dar" porque "una agresión no es permitida", dijo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida