Panamá comienza a intercambiar información financiera bajo estándares de OCDE

Panamá inició el intercambio de información financiera bajo los parámetros exigidos por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), después de que fuera salpicado por el escándalo de los Papeles de Panamá, informó este miércoles el gobierno.

"Se ha realizado por primera vez el intercambio automático de información", dijo en conferencia de prensa David Hidalgo, director general de ingresos encargado.

Ese intercambio bajo los parámetros denominados Estándar de Reporte Común (CRS, por su sigla en inglés), se produjo el pasado 28 de septiembre, dos días antes del plazo límite que tenía Panamá para brindar los datos.

El compromiso es brindar información de instituciones financieras de forma automática con 33 jurisdicciones, un número que Panamá aspira a ampliar en próximos años.

Entre las jurisdicciones están Francia, Gran Bretaña, Alemania, Portugal, España, Italia, México, Japón, Irlanda, Luxemburgo, Países Bajos, Australia e India.

En esta primera ocasión Panamá brindó 670 reportes de 337 entidades financieras.

"Es positivo cumplir con estos estándares y con estos compromisos a fin de mantenernos fuera de cualquier lista discriminatoria", reconoció Hidalgo.

El sistema financiero panameño fue duramente criticado en 2016 tras el escándalo de los denominados Papeles de Panamá (Panama Papers), una filtración de documentos que revelaron cómo desde el despacho panameño de abogados, Mossack Fonseca, se crearon numerosas sociedades de fachada.

Algunas de estas sociedades habrían servido a personalidades de todo el mundo para evadir impuestos y blanquear capitales en sus respectivos países.

La OCDE acusó entonces a Panamá de ser "el último gran reducto" para ocultar fortunas offshore, mientras que Francia incluyó al país centroamericano en su lista de paraísos fiscales.

Además, la Unión Europea (UE) incluyó en diciembre pasado a Panamá en su primera lista de paraísos fiscales, aunque la excluyó poco después.

Tras el escándalo, el gobierno panameño aceleró diversas reformas para blindar su sistema financiero y suscribió varios convenios con la OCDE, entre ellos el de intercambio automático de información.

Con este compromiso Panamá "se beneficia de seguir siendo parte de la comunidad financiera internacional manteniendo acceso a las corresponsalías bancarias y permitiendo el flujo financiero", dijo Hidalgo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida