Panamá oficializa su adhesión a un convenio mundial sobre aguas de lastre

Las autoridades panameñas oficializaron hoy en la sede de la Organización Marítima Internacional (OMI), en Londres, su adhesión a un convenio mundial que busca controlar las aguas de lastre de los buques para prevenir la introducción de especies no nativas en nuevos ecosistemas.

El administrador de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), Jorge Barakat, viajó hasta la capital británica para entregarle al secretario general de la OMI, Ki-tack Lim, el Convenio Internacional para el Control y la Gestión del Agua de Lastre y los Sedimentos de los Buques 2004 (BWM), ratificado por Panamá en la Ley 41 de septiembre de 2016, indicó la AMP en un comunicado.

El convenio, que busca reducir el impacto ambiental ocasionado por el transporte marítimo, entrará en vigor el 8 de septiembre de 2017, apuntó la institución.

Las aguas de lastre se usan para darle estabilidad a los buques cuando están vacíos o no llevan suficiente carga. Los barcos toman las aguas directamente de las zonas costeras o de los mismos puertos y las expulsan, por lo general, en lugares muy alejados del punto de toma.

Esta técnica, que se usa en la navegación desde finales del siglo XIX, provoca el traslado artificial de especies y el consecuente desequilibrio de los ecosistemas.

Panamá, con más de 8.000 buques abanderados, cuenta con la flota mercante más grande del mundo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes