Panamá puede quedarse con armas ocultas en buque norcoreano, dice Mulino

Panamá, (EFE). El ministro panameño de Seguridad, José Raúl Mulino, dijo este viernes que Panamá puede quedarse con la carga del barco norcoreano detenido en el país, incluso con las armas no declaradas procedentes de Cuba y ocultas bajo toneladas de azúcar, aunque aclaró que su país no usa ese tipo de equipos castrenses.

" Las resoluciones de las Naciones Unidas indican que el Estado (...) puede disponer de lo que se incaute, es decir, es de Panamá, el buque, la carga de azúcar y las armas", señaló el funcionario este viernes en una comparecencia ante el Parlamento.

Mulino aclaró que "salvo muy contadas cosas", las armas no tienen una "aplicación práctica" en Panamá.

El Gobierno cubano dijo que las armas le pertenecen y están "obsoletas", por lo que las enviaba a Corea del Norte para ser reparadas y devueltas a la isla caribeña.

Cuba aseguró que el cargamento se compone de "dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de ese tipo" de aeronave, todos de fabricación rusa y de la década de 1950.

Las autoridades panameñas han encontrado partes de aviones de guerra, dos sistemas de misiles antiaéreos y sus equipos de guía, explosivos, RPG, cohetes de corto alcance, municiones y seis camiones de comando y control de misiles, dijo Mulino.

Sostuvo que ese material bélico, así como otro que se pueda hallar, será analizado por el grupo de expertos del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que tienen previsto llegar el próximo lunes a Panamá, para un día después iniciar una inspección que se prolongará cuatro jornadas.

El trabajo de los expertos, dijo Mulino, no es el de iniciar una investigación sino identificar si el armamento está obsoleto y si se ha violado alguna resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que prohíben a Corea del Norte importar o exportar cualquier tipo de armamento.

Añadió que los técnicos de la ONU rendirán en los próximos dos meses un informe al Consejo de Seguridad y a las partes involucradas.

Sobre el azúcar, Mulino sostuvo que aún no se ha determinado el destino final de las 10.000 toneladas del producto, que están siendo descaradas y llevadas a unos depósitos en la provincia de Penonomé, en el centro del país.

Detalló que aún faltan por descargar unos 50.000 de los 250.000 quintales de azúcar del mercante, proceso que tardará entre cuatro a siete días.

Respecto a la tripulación, el ministro precisó que existe la posibilidad de que sean repatriados a través de un tercer país, ya que Panamá no tiene ningún tipo de relación con Corea del Norte.

No obstante, recordó que en los 35 marinos norcoreanos están acusados en Panamá del delito de atentar contra la seguridad colectiva, y que se han negado a declarar en las dos diligencias hecha por la Fiscalía General.

Mulino, quien calificó de "fascinante" el tema del buque norcoreano "Chong Chon Gang", consideró que lo que hizo complejo el asunto tema no fue su carga no declarada sino el destino final de la misma.

Explicó que si el buque, aún con las armas no declaradas, hubiera ido para cualquier otro país que no fuera objeto de sanción alguna por parte del Consejo de Seguridad, a lo mejor sólo se hubiera registrado una penalización aduanera de las autoridades panameñas.

También otra penalización de parte de la Autoridad del Canal de Panamá, incluyendo su prohibición permanente del tránsito por la vía interoceánica, según Mulino.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida