Panameños mayores de 40 años sufren principalmente de hipertensión y diabetes

La mala alimentación y el estilo de vida sedentario han provocado que la hipertensión, la diabetes y la dislipemia sean las enfermedades "más comunes y mortíferas" entre los panameños mayores de 40 años.

" La causa número uno de muerte en Panamá entre los mayores de 40, por encima de los traumas y los tumores, son las enfermedades no transmisibles (conocidas como ENT), principalmente las de origen cardiovascular y cerebrovascular", indicó el coordinador del Censo de Salud Preventiva, Julio García Valarini.

La provincia caribeña de Colón, una de las más pobres del país, es la que presenta peores indicadores de salud en ese segmento de la población, añadió el funcionario durante una rueda de prensa en la que las autoridades sanitarias hicieron balance de su segundo año de gestión.

El Censo de Salud Preventiva es un programa puesto en marcha por el Gobierno de Juan Carlos Varela que tiene como objetivo conocer el estado de salud de los mayores de 40 años, para poder detectar y tratar a tiempo cualquier tipo de enfermedad, en especial las ENT, " que al principio no presentan síntomas", dijo García Valarini.

Desde febrero de este año hasta mayo pasado, apuntó el coordinador del programa, se han censado a 63.256 personas. La meta del Gobierno es llegar a censar en 2019 al 50 % de los mayores de 40 años, es decir, a cerca de 700.000 personas.

" Tratar una hipertensión al principio requiere dieta, deporte y algo de medicación, pero una hipertensión arterial crónica puede derivar en múltiples complicaciones que son mucho más costosas para el sistema" de salud, explicó el funcionario.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los países de ingresos medios y bajos, entre los que se encuentra Panamá, aglutinan el 75 % de las muertes por ETN, es decir, cada año fallecen en estos países 28 millones de personas víctimas de las también conocidas como enfermedades crónicas.

" Va a llegar un momento en el que el sistema de salud no va a tener la capacidad económica para afrontar el costo del tratamiento de estas enfermedades", apuntó García Valarini.

Las previsiones del organismo internacional indican que los países se gastarán de media en 2019 el 4 % de su producto interior bruto (PIB) en tratar las complicaciones derivadas de estas enfermedades, recordó el funcionario.

" Tratar estas enfermedades nos puede llegar a costar en Panamá entre 3.000 y 4.000 millones de dólares al año si no hacemos nada. Y eso es prácticamente el doble del presupuesto del ministerio" de Salud, precisó el médico.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida