Panameños recurren a buque-hospital de EU para curarse

COLÓN (AFP). Miles de panameños acuden estos días al buque-hospital que el ejército estadounidense ha enviado en misión humanitaria en busca de una solución a los problemas de salud que el servicio social de su país no acaba de brindarles.

Se espera que hasta el 3 de junio acudan a Colón, en el Atlántico panameño, 14,000 panameños para una cita médica y otros 170 se realicen algún tipo de cirugía a bordo del " USNS Confort", un antiguo petrolero de 272 metros de eslora reconvertido en hospital flotante.

En él, un equipo de militares y civiles compuesto por 650 personas, incluyendo médicos, enfermeras, cirujanos, radiólogos y administrativos, de EU, Canadá, El Salvador, Holanda, Francia, Brasil, Nicaragua, México y Colombia ofrecen gratuitamente servicios sanitarios a gente pobre.

Erica Esquina, una colonense de 34 años, fue intervenida quirúrgicamente en el buque el pasado martes de una hernia umbilical.

"Yo me iba a operar el 31 de marzo pero el hospital se quedó sin mallas y no pudieron hacer nada", dijo a la AFP.

"Me decían que si llegaban las gasas o si había cupo quizás me operarían en junio", por lo que con la ayuda de su doctor decidió alistarse en el buque hospital, a pesar de su miedo inicial por no saber inglés.

Rosana Chacón, una humilde ama de casa de 50 años que vive en las afueras de Colón con sus tres nietas, se levantó el jueves a las 4 de la mañana para acudir a una consulta con la esperanza de ser operada de la rodilla antes de que zarpe el buque estadounidense.

"Yo fui al doctor porque desde hace mucho tiempo me duele mucho la rodilla izquierda. Me hicieron pruebas para terminar diciéndome que tengo que ponerme un tornillo en una operación que me cuesta más de USD 2,000 y no los tengo", dijo Chacón con las radiografías en la mano a la AFP.

En el buque hospital, previo acuerdo con las autoridades sanitarias panameñas, se brindan servicios de medicina general, pediatría, odontología, ginecología, oftalmología y se practican cirugías que van desde la cura de hernias pasando por el bocio o la eliminación de determinados tumores como los lipomas.Sin embargo, venir al buque es una necesidad.

Muchos panameños mostraron a la AFP su descontento por tener que tratarse en instalaciones extranjeras de dolencias que en su opinión deberían ser curadas por los servicios sanitarios de Panamá.

"La verdad que da vergüenza que vengan de afuera a operarme, pero esto es lo que hay", dijo Dayra Thomas, de 26 años, un día después de ser operada exitosamente de una hernia, a la AFP.

De la misma opinión es Luis Cid. "Esta gente apenas te pone trabas y te trata como a una persona", mientras que en "Panamá te marean de un lado para otro y las listas de espera son interminables" aunque el paciente esté sufriendo, afirma.

Desde el 4 de abril cuando salió de Miami, este buque perteneciente a la marina de guerra de los EU desde 1987 ha prestado atención médica a más de 35,000 personas en Haití, República Dominicana y Antigua y Barbuda.

Una vez concluida su misión en Panamá, el "USNS Confort" se irá a Colombia, El Salvador y Nicaragua, país donde finalizará esta gira humanitaria cuyo costo estimado es de 20 millones de dólares.

"Muchos de nuestros países necesitan esta ayuda. No importa que debieran tener y no tienen. Lo importante es que nosotros se lo podemos ofrecer", dijo Dinora Cely, teniente naval colombiana enrolada en el ejército estadounidense donde ejerce como enfermera, a la AFP.

"Me siento orgullosa de poder ayudar a tanta gente latinoamericana de escasos recursos y poder cambiarles la vida con tan poco", dijo por su parte Imelda Donohue, una mexicana que ha alcanzado el grado de teniente en el ejército de EU.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes