Patria Portugal promete justicia a víctimas de dictadura

PANAMÁ (AFP). La nueva defensora del pueblo de Panamá, Patria Portugal, hija de un sindicalista asesinado en 1970, prometió este jueves obtener justicia para las víctimas de la dictadura militar panameña (1968-1989), imponiendo un sello "beligerante" a su gestión.

Portugal fue elegida el miércoles por el Congreso, de mayoría oficialista, como la defensora del Pueblo para los próximos cinco años, y será la primera mujer que ocupe ese cargo en Panamá.

"Yo voy a hacer lo que no dejaron hacer a mi padre, que fue luchar por un país con más derechos para todos", dijo Portugal a la AFP.Patria Portugal tenía 6 años en 1970 cuando su padre, Heliodoro Portugal, desapareció tras ser detenido por el régimen militar.

Por más de 20 años se dedicó a buscar justicia y en 2008 consiguió que la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenara al Estado panameño y le ordenara reivindicar a su padre, un sindicalista de izquierda contrario al régimen del general Omar Torrijos, líder del golpe de 1968.

Portugal prometió una Defensoría del Pueblo "beligerante en todos los temas donde estén en juego los derechos humanos", especialmente las víctimas de la dictadura militar, que terminó con la invasión militar estadounidense de 1989.

"Se quiere que paguen los culpables para que esos delitos no queden impunes y quede para la historia de que aquí no se puede torturar, asesinar o desaparecer por sus ideas", afirmó Portugal.

La defensoría dijo que atenderá a cada persona que tenga a un familiar muerto o desaparecido en aquella época para que se estudie la posibilidad de iniciar o retomar viejas investigaciones que permitan reabrir los casos para que los culpables "paguen por sus crímenes".

"Tenemos una deuda histórica de una época negra que algunos sectores quieren obviar y desaparecer, pero no podemos pasar la página si no se sabe la verdad de todos estos crímenes. Los familiares necesitan saber la verdad y que esos crímenes no queden impunes", dijo.

Heliodoro Portugal fue detenido por soldados el 14 de mayo de 1970 cuando salía de un popular café frente al parque capitalino de Santa Ana y no se supo de él durante dos décadas. Sus restos fueron encontrados en 1999 enterrados en el antiguo Cuartel Militar de Los Pumas, en la zona del aeropuerto de Tocumen.

Tras la caída del régimen militar el desinterés de las nuevas autoridades la llevó a acudir ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington, que llevó el caso ante la Corte Interamericana, con sede en San José.

Acatando el fallo dictado en 2008 por la Corte, en 2010 el presidente Ricardo Martinelli pidió perdón a nombre del Estado por los crímenes de la dictadura y reivindicó al sindicalista, cuyo nombre ahora lleva la calle donde fue detenido.

La elección de Portugal no estuvo exenta de polémica, dado que Martinelli le entregó su apoyo y porque ella trabajó en un proyecto con participación del gobierno.

"Si el presidente (Martinelli) dijo que era su candidata y la Asamblea (Congreso) la eligió no estoy seguro que en algún momento vaya a contrariar los poderes del Estado", dijo a la AFP el analista Edwin Cabrera.

"Lo que esperamos es que la fuerza de sangre de la hija de un asesinado por la dictadura se imponga sobre cualquier condicionamiento que haya podido tener para su elección", dijo a la AFP el sociólogo y analista Raúl Leis.

"He prometido que mi único compromiso será con la justicia. Jamás voy a desviar mi norte de la defensa de los derechos humanos", refutó Portugal.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes