Piden que investigación sobre dictadura incluya invasión de EEUU

PANAMÁ ( AFP). El gobierno de Panamá, que se propone investigar los crímenes y desapariciones durante la dictadura (1968-1989), debería también incluir a las víctimas de la invasión de Estados Unidos en 1989, señalaron a la AFP defensores del régimen militar.

Militares, funcionarios y defensores de aquel gobierno de facto temen que las investigaciones se conviertan en una " caza de brujas" y consideran "selectiva" la iniciativa oficial por excluir a las víctimas de la cruenta ocupación estadounidense.

" Si están investigando dónde están las víctimas y desaparecidos en 21 años, ¿los de la invasión dónde están?", dijo a la AFP Trinidad Ayola, presidenta del colectivo de víctimas de la acción norteamericana.

" No podemos investigar una etapa sin investigar la otra, en la que hubo más víctimas, más desaparecidos y que marcó más al país, como la invasión", subrayó Ayola, quien tildó de "selectiva" la iniciativa gubernamental.

El gobierno de Ricardo Martinelli anunció el jueves que reactivará una comisión para identificar muertos y desaparecidos de la dictadura, sin descartar procesos judiciales contra los responsables.

En 2002, una Comisión de la Verdad documentó 110 casos de asesinatos y desaparecidos tras el golpe militar de 1968, que llevó al poder al líder nacionalista Omar Torrijos, muerto en un misterioso accidente de avión en 1981 y quien fue sucedido dos años después por el exdictador Manuel Antonio Noriega.

Noriega, de 77 años, está preso en Panamá donde purga tres condenas de 20 años por desaparición de opositores, tras cumplir 22 años por narcotráfico en cárceles de Francia y Estados Unidos, que lo detuvo tras derrocarlo del poder.

" Me pregunto si sólo son importantes esos muertos o desaparecidos, que lo son, y no las víctimas civiles de una invasión norteamericana hipócrita que vino a buscar al hombre (Noriega) con el cual ellos (los estadounidenses) negociaron drogas y armas", declaró a la AFP el coronel Roberto Díaz Herrera.

El exministro de Gobierno y Justicia (1989) de Noriega, Renato Pereira, manifestó a la AFP que " me parece un error político (reactivar las investigaciones) porque va a envolver al país en una polémica que va a romper una especie de proceso de reconciliación que ha logrado la sociedad panameña".

Otras personas contrarias a la iniciativa recuerdan que también hubo víctimas durante los gobiernos civiles previos a la época militar.

" Durante el período anterior de los militares hubo incidentes políticos que costaron vidas. ¿Se va hacer cargo el Estado de indemnizar a todos los que en la historia han muerto en incidentes políticos?", preguntó Pereira, quien considera que puede darse una " caza de brujas, estéril, innecesaria y fuera de tiempo."

El ministro de Comercio entre 1988 y 1989, Mario Rognoni, aseguró a la AFP que no cree que las nuevas investigaciones " aporten nada nuevo".

" No solamente muertos. Hay personas que podrían ser citadas que tiene problemas o lesiones cerebrales permanentes. La vida misma es el verdadero obstáculo en esta intención del gobierno", opinó el general retirado Rubén Darío Paredes.

En la Morgue Judicial hay 70 cajas con restos sin identificar que se supone fueron víctimas de la dictadura.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes