Plan de Uribe de unir Colombia y Panamá no es bien acogida

PANAMA (AFP). La propuesta del presidente colombiano Álvaro Uribe de unir su país a Panamá con una carretera que cruce la selva del Darién fue rechazada por ecologistas y funcionarios panameños, que consideran que afectaría el medio ambiente y provocaría una "invasión" de colombianos.

"Bajo ninguna circunstancia debemos permitir construir una carretera a través del Tapón del Darién", dijo a la AFP el alcalde de Panamá, Juan Carlos Navarro, aspirante a vicepresidente por el oficialismo en las elecciones de mayo.

Uribe manifestó el miércoles ante centenares de empresarios en Panamá su deseo de cumplir el sueño de recorrer todo el continente por carretera, lo que los países americanos se propusieron hacia 1930, y que no se ha completado por los obstáculos geográficos del Tapón del Darién, la zona panameña fronteriza con Colombia, donde suelen incursionar narcos y guerrilleros colombianos.

La selva del Darién es uno de los lugares del mundo con mayor biodiversidad del planeta por su cercanía entre los océanos Atlántico y Pacífico y su relación con el corredor biológico mesoamericano.

En la zona se encuentra el Parque Natural de Darién, de unas 580,000 hectáreas y declarado en 1981 Reserva de la Biósfera por la UNESCO.

"A mí me da mucha tristeza que mi generación vaya a llegar a la hora postrera y que esa carretera no esté abierta, se los digo con todo corazón", dijo Uribe en Panamá, ante la atenta mirada del primer vicepresidente y canciller panameño Samuel Lewis Navarro.

Uribe defendió su idea de construir la carretera porque "los bandidos nunca han tenido fronteras y si no tenemos mejores sistemas de comunicación los únicos que se perjudican son los ciudadanos de bien".

Para el alcalde Navarro esta carretera "además del desastre ecológico", traería "una invasión migratoria de Colombia y sería para nosotros absolutamente imposible de controlar".

"Una carretera atentaría directamente contra los pueblos indígenas del Darién", dijo a la AFP Rogelio Moreno, coordinador nacional de los Pueblos Indígenas de Panamá, quien destacó que allí habitan miles de indígenas Kuna, Emberá y Wounaan, cuya actividad principal es la agricultura y la pesca.

El alcalde capitalino mostró su preocupación porque la propuesta de interconexión eléctrica entre Panamá y Colombia no sea "una carretera disfrazada".

"Para algunos en Colombia la interconexión eléctrica sería la punta del iceberg para entrar a Panamá", dijo el alcalde Navarro, quien pidió que esa interconexión eléctrica se haga mediante cables submarinos.

"Este tema debe ser un tema cerrado para los panameños, el que quiera visitar la hermana república de Colombia que lo haga vía aérea como hasta hoy se ha hecho", declaró a la AFP el diputado opositor Alcibíades Vásquez.

"Si ya se está dando el tráfico de humanos por esa área y ya se han tenido problemas de con las incursiones de la guerrilla a pesar de las dificultades naturales, ¿se imagina usted construir una carretera?", agregó Vásquez.

El legislador aseguró que ni a corto ni a mediano ni a largo plazo, el Tapón del Darién debe ser abierto.

La idea de Uribe "es una pretensión histórica colombiana de extender y comercializar sus productos a través de Panamá hacia Estados Unidos", dijo a la AFP la directora del Centro de Incidencia Ambiental de Panamá, Raisa Banfield.

Banfield también mostró sus recelos a la interconexión eléctrica entre ambos países, porque implicaría "talar los bosques para crear la servidumbre necesaria para colocar las torres eléctricas y con eso ya no quedaría nada para empezar a construir esa carretera".

Panamá fue una provincia de Colombia hasta que se independizó en 1903.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes