El primo del Presidente, Ramón Martinelli Corro rompe el silencio

Uno de los primeros escándalos de la actual administración al llegar al Palacio de las Garzas en el 2009, fue la detención en México de Ramón Martinelli Corro, primo del actual presidente de la República. El fin de semana pasado, Martinelli Corro regresó a Panamá, luego de estar detenido por tres años y rompió el silencio sobre su caso en exclusiva en Telemetro Reporta.

Martinelli Corro sustentó que su detención fue ilegal. Explicó que su presencia en México se debía a la asesoría que realizaba a una empresa española que deseaba realizar proyectos en Panamá. Es más, aseguró que en el expediente reposan documentos que lo confirman.

Durante la entrevista, Martinelli Corro descartó tener vínculos con el Presidente o con algún funcionario de alta jerarquía del actual Gobierno. Manifestó que participó en las campañas políticas, sin embargo negó que laborara en el Gobierno.

En relación a César Enrique Fábrega, Jorge Luis Álvarez Cummings y Ninoska Escalante, quienes también fueron detenidos en esta operación, aseguró no tener vinculación alguna con ellos, excepto con Álvarez Cummings, aunque aclaró que su relación fue solo personal y no comercial. Los cuatro panameños coincidieron en el vuelo de ida y vuelta entre México y Panamá. Aseguró que cada uno realizaría actividades diferentes en la tierra azteca.

Martinelli Corro sostiene que las publicaciones en los medios de comunicación sobre su caso son "sin sustento", dijo que no se pudo acreditar ninguna vinculación de su persona con el cartel Beltrán Leyva y aseguró que todo está comprobado en el expediente.

Martinelli Corro fue vinculado al blanqueo de dinero del cartel de los hermanos Beltrán Leyva a través de operaciones en México, Panamá y Colombia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida