Productores llaman al diálogo y piden ejecutar política de Estado para rescatar el agro

Como "la crónica de una muerte anunciada", calificó la escasez de cebolla en Panamá el productor de Tierras Altas, Augusto Jiménez, quien asegura que la situación viene de arrastre de hace más de 20 años.

Jiménez sostiene que la canasta básica panameña se disparó hace muchos años cuando se propuso que bajando los aranceles de importación la comida iba a estar regalada, sin embargo la medida solo benefició a unos cuantos, mientras que el sector productivo comenzó a decaer.

Ante la situación, propuso a las autoridades establecer un diálogo para recuperar las hectáreas perdidas, toda vez que los productores están volviendo al campo e implementando nuevas tecnologías "porque queremos ser eficiente, pero no queremos cuando vayamos a volver al mercado tengamos los mismos problemas".

Por su parte, el productor Rogelio Cruz señaló que si bien es cierto se hizo un trabajo de base con el exministro de Desarrollo Agropecuario, Jorge Arango, con los cuales los números rojos dejaron de crecer, la producción aun no está en números negros.

Cruz asegura es el momento justo para empezar un crecimiento en el sector agropecuario, pero para esto es necesario que el Gobierno atienda el tema, "es un escenario positivo para el escenario en que estábamos, pero si el Gobierno no interpone políticas de Estado para el tema agropecuario, este escalón en el que estamos lo perdemos rápidamente".

Agregó que espera que se destinen los recursos necesarios para que el agro ya que se ordenaron las leyes de libertinaje de importación que habían anteriormente y la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos ha empezado a vigilar la calidad y sanidad de alimentos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida