Querellantes: Martinelli busca dilatar el proceso en la CSJ con la renuncia al Parlacen

Víctimas y querellantes en el caso por las escuchas ilegales durante la administración de Ricardo Martinelli, coincidieron que con la carta de renuncia como diputado al Parlamento Centroamericano (Parlacen), busca dilatar el proceso para pasar a ser juzgado por la justicia ordinaria en lugar de la Corte Suprema de Panamá.

"Tenemos que seguir teniendo paciencia y tolerancia ya que él puede renunciar pero eso tiene su mecanismo y su procedimiento”,  dijo la política y supuesta víctima, Balbina Herrera.

Recordando que el próximo lunes 25 de junio hay una audiencia intermedia por el (caso pinchazos y los delitos contra la administración pública), en contra de Martinelli, “donde se van a presentar las distintas pruebas y por supuesto él no ha podido negar que fue él quien pinchó a las víctimas”.

Herrera, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), sostuvo que la renuncia al Parlacen es utilizada por el exmandatario panameño “cuando sabe que va a la presentación de pruebas todo por querer atrasar el proceso e ir a la justicia ordinaria.. creyendo que le irá distinto”.

En tanto, el político Mitchell Doens, también supuesta víctima calificó de "pataleo de ahogado" la renuncia y supone que esa acción será presentada el lunes en la Corte Suprema de Justicia y pedirán al Juez de Garantías que tome nota sobre eso y se suspenda las medidas que se llevan adelante en su contra.

Sin embargo, explicó que él no había presentado su interés de renunciar antes, por “querer tantear su situación en la CSJ pero frente al revés que sufrió el pasado 19 de junio cuando el Pleno negó la solicitud de cambio de medida cautelar y decidió que permanecerá en el Centro Penitenciario El Renacer pasaron al plan B para seguir dilatando el proceso”.

Por su parte, el portavoz de Martinelli, Luis Eduardo Camacho, indicó que la carta de renuncia al Parlacen suscrita por el exgobernante será entregada este viernes en la sede de ese organismo regional, ubicada en la capital de Guatemala.

Camacho explica que "la decisión está motivada por las innumerables y reiteradas violaciones a los derechos humanos y garantías fundamentales del expresidente por parte de la Corte Suprema de Justicia", que ya no sería competente para procesar a Martinelli y su caso pasaría a la Justicia ordinaria.

Herrera y Doens se encuentran entre las 150 personas, entre periodistas, opositores y líderes políticos, que fueron supuestas víctimas de las escuchas ilegales durante la administración de Martinelli (2009-2014).

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida