Rosas renuncia a subcomisión que analiza imprescriptibilidad del delito de corrupción

El diputado Jorge Alberto Rosas, presentó su renuncia a la subcomisión establecida para analizar el Proyecto de Ley, mediante el que se busca modificar el Artículo 116 del Código Procesal Penal, sobre imprescriptibilidad de delitos contra la administración pública, dirigido específicamente a los diputados, ministros, procuradores y magistrados.

A través de una nota dirigida al diputado presidente de la Comisión de Gobierno, Justicia y Asuntos Constitucionales, Carlos Santana, con fecha del 14 de septiembre de 2017, Rosas manifiesta su renuncia indicando que él es “de la firme convicción que los trámites de prescripción en los delitos contra la administración pública debe ser aumentados”.

Agrega que además se debe incluir que el término de prescripción empiece a correr a partir del momento en que el funcionario deje el cargo, fundamentado en que mientras la persona está en funciones se hace muy difícil la investigación de sus actos; así como incluir agravantes más fuertes para los particulares que realizan dichos actos.

Por otro lado, rechaza los cuestionamientos que han querido ligar sus principios “que datan de hace muchos años, a una supuesta oposición a la imprescriptibilidad”, añadiendo que “cuando el proyecto se discuta en primer debate votaremos a favor de aumentar los términos de prescripción, así como que el momento en que empiece a correr la prescripción sea cuando el funcionario deje el cargo".

A juicio del diputado, la imprescriptibilidad debería ejecutarse a través de un acto legislativo de reforma a la Constitución, poniendo como ejemplo el caso de Perú.

Anteriormente, Rosas indicó que no se opone a que los delitos de corrupción sean imprescriptibles, sin embargo considera que el anteproyecto de ley que modifica el artículo 116 del Código Procesal Penal no debe ser tratado a nivel de ley, sino como norma constitucional.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida