"Sentencia histórica" contra agente policial por muerte de pescadores

Sentenciaron a 8 años y 4 meses de cárcel a un agente de la Policía Nacional por el delito de homicidio culposo en perjuicio de dos hermanos pescadores, que en 2009 murieron al ser confundidos con narcotraficantes durante un operativo policial, dijo este lunes el abogado de las víctimas.

"Por supuesto que esta es una sentencia histórica porque marca un antes y un después, para que las unidades de la Policía se apeguen al reglamento (que indica) que la función de ellos es servir y proteger" a la ciudadanía, indicó a Acan-Efe el letrado Víctor Orobio.

La sentencia condenatoria fue dictada por el Juzgado Décimo Séptimo de Circuito Penal, a cargo de la jueza Lorena Martina Hernández.

La condena de 8 años y 4 meses de cárcel fue impuesta al sargento segundo de la Policía Nacional (PN), Héctor Vionel López Frías, uno de seis agentes vinculados con el incidente, según versiones de prensa local.

Orobio dijo que su reacción al conocer el dictamen de la juez es de "satisfacción, porque se le ha hecho justicia a las víctimas".

El abogado destacó que la juez del caso "hizo una buena valoración de las pruebas que hay en el expediente, y que todas apuntaban a que el que está condenado es el culpable y los otros también".

Añadió que además del sentenciado, hay otros policías que también van a ser juzgados por este caso, pese a que, según recordó, en 2010 fueron beneficiados por un indulto del entonces presidente del país Ricardo Martinelli (2000-2014).

Los hechos se dieron el 19 de mayo de 2009 en la Playa Leona en el distrito de La Chorrera, unos 32 kilómetros al Oeste de Ciudad de Panamá, cuando los cinco ocupantes de una embarcación, todos parientes que se dedicaban a la pesca artesanal, fueron interceptados por una lancha de la Policía que realizaba una operación antidrogas por esa zona.

En la audiencia, celebrada el año pasado, entre los testigos se presentó uno de los sobrevevientes, quien señaló que unas lanchas rápidas con agentes de la PN los sorprendieron con disparos, que impactó a dos de sus primos, quienes murieron en el lugar, informó en su momento el Órgano Judicial (OJ).

Los que murieron en el incidente fueron los hermanos Rigoberto y Dagoberto Pérez Rivera.

De acuerdo con el testigo, las unidades policiales iban en busca de sustancias ilícitas y armas de fuego, sin embargo, en esa embarcación mantenían 800 libras de camarones y las herramientas que utilizaban para la pesca y para sobrevivir en alta mar. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida