Sentencian a Veléz-Pagán a 30 años de prisión por el asesinato de Vanessa Rodríguez

Omar Vélez-Pagán, el soldado puertorriqueño de 37 años de edad quien fue declarado culpable de asesinar a la panameña Vanessa Rodríguez, afrontará una sentencia de 30 años de prisión, de acuerdo con la decisión que tomó este martes el juez de la Corte marcial de Fort Bragg, Carolina del Norte.

Adicional fue degradado de sargento al rango E1 del sistema jerárquico militar (el más bajo del ejército), también pierde todos los privilegios que mantenía por pertenecer a las Fuerzas Armadas estadounidenses incluyendo su salario. El castigo también incluye la expulsión deshonrosa del ejército.

La información fue confirmada por Rogelio Rodríguez, padre de la víctima. " La verdad nosotros no quedamos muy satisfechos con la pena que le pusieron, porque pensamos que le iban a poner una pena ejemplar, cosa que esta situación más nunca se volviera a dar en ningún tipo de soldado, pero no fue así, sin embargo respetamos la decisión del jurado, lo importante aquí es que se hizo justicia", expresó a Telemetro.com.

Esta sentencia se emite apenas un día después de que un jurado de conciencia encontró culpable a Vélez-Pagán por el asesinato de Vanessa ocurrido en junio de 2014 cuando, según los testimonios ambos mantenían una relación amorosa.

En la audiencia de hoy en la cual se presentaron nuevos testimonios, entre estos el de la madre de la víctima, se pudo observar al soldado conmovido e incluso tapando su cara en ocasiones con un pañuelo, de acuerdo al reporte que dio FayObserver.com, medio de comunicación de EEUU que ha dado seguimiento a este caso.

Según el reporte de este medio, Vélez-Pagán ofreció perdón en la audiencia delante de los padres, el hermano y amigos de Vanessa.

Iris Margot Chavarría, la madre de Vanessa expresó que sufre mucho porque su hija no debía morir de esta forma. "Me duele que mi hija no esté aquí" dijo en parte de su testimonio y expresó que su hija quería ser periodista y formar una familia; y que siempre piensa que ella tocará la puerta como solía hacerlo y le dirá: ¡Mamá, estoy aquí!, detalló el FayObserver.

Además de ser encontrado culpable por asesinato, Vélez-Pagán se declaró culpable por los delitos de consumo de drogas, adulterio y obstrucción de la justicia, sin embargo no pudo ser posible comprobar el delito de asalto agravado.

El crimen ocurrió el 22 de junio de 2014, fecha en que uno de los testigos sorprendió a Vélez-Pagán tratando de enterrar a Vanessa después de atropellarla con un camión.

El juicio reunió a 75 testigos tanto de la defensa y los querellantes, y se realizó bajo el sistema del Código Uniforme de Justicia Militar que aplica para todos los soldados de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida