Sistema de salud mundial "es insostenible", científico panameño

Panamá (EFE). El científico panameño Ibis Sánchez-Serrano dedicó seis años a elaborar "un modelo efectivo" de sistema de salud aplicable en cualquier país, que ya comenzó a ser requerido por algunas naciones y él aspira a que Panamá también lo asuma porque el modelo actual "es insostenible".

Según el diagnóstico de Sánchez-Serrano, el mundo se aboca a sufrir "una nueva plaga" de enfermedades porque "el sistema de salud no funciona, no es efectivo, ni eficaz" y los medicamentos no curan porque los microorganismos causantes de las enfermedades han mutado y son más resistentes.

Sánchez-Serrano presentó su trabajo en julio pasado en EE.UU. en un libro electrónico titulado "The World's Health Care Crisis" (Crisis del Sistema Sanitario Mundial), publicado por la editorial Elsevier Insights, especializada en investigación de ciencia y salud y que cuenta con 30 millones de científicos y estudiantes suscritos.

Natural de Santiago de Veraguas, en el centro del país, el científico de 37 años, de origen humilde, se manifiesta "orgulloso" por haber logrado hacer realidad su "sueño de crear algo auténtico, único", que contribuya a la humanidad, desde su posición de genetista, abogado, diplomático e historiador del arte.

Afirmó en entrevista con Efe que la próxima semana presentará su investigación en Harvard, donde los científicos de esa prestigiosa universidad desean conocer el modelo que propone de reforma al sistema de salud para adaptarlo a otras ramas del saber.

Además, el Instituto Nacional de Salud de EE.UU. (NIH, por su sigla en inglés) le ha pedido una explicación de su modelo.

Este instituto es "la puerta de acceso directo al presidente Barack Obama" explicó, tras recordar que el gobernante estadounidense está empeñado en reformar el sistema de salud de su país, cuestión que considera "vital".

El científico enfatizó que en cualquier país del mundo, para que funcione la reforma, tiene que ser incluida en la agenda de Estado.

En pocas palabras, el modelo de Sánchez-Serrano consiste en un esfuerzo multidisciplinario que empieza con la educación escolar en prevención, el intercambio de información en investigación y desarrollo entre centros de estudios, empresas farmacéuticas y Gobiernos, para "reducir el exceso de confidencialidad" y concentrarse en que el pueblo tenga acceso a los medicamentos.

Después de andar por Norteamérica, Europa, Asia, África y el resto de Latinoamérica, examinando cada sistema de salud y de aplicarle el modelo de gestión de cadena de suministro, Sánchez-Serrano amplió su investigación a los otros factores que rodean el acceso a los medicamentos para elaborar su propuesta.

Explicó que después de tres años de trabajo y cuando estaba a punto de concluir la elaboración de un modelo de negocio para la industria farmacéutica, en 2007, su investigación se prolongó otros cuatro años hasta dar con su modelo de sistema sanitario.

En este tiempo ha recibido el apoyo de un mecenas que han invertido más de medio millón de dólares en su proyecto, lo que le ha permitió, dijo, "tener independencia de laboratorios, Gobiernos y de las mismas universidades" en las que estudió: Harvard, Tufts y Iowa (EE.UU.), Pavia (Italia) y el Instituto Pasteur de Francia.

Se confesó un "obsesivo-compulsivo" con su trabajo y recordó que uno de sus inspiradores fue el autor y futurólogo Alvin Tofler.

Sánchez-Serrano aseguró que el cambio que propone es financieramente viable, pero dijo que se necesita "solidaridad y romper con el conformismo" y señaló que Panamá está en una coyuntura económica favorable para emprender este cambio porque su sistema de salud es "insostenible".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes