Sobreseen a ex funcionarios en caso de Posada-Carriles

Carlos Barés Weeden, Javier Tapia Miranda y Arnulfo Escalona, quienes fungieron como funcionarios públicos durante el gobierno de Mireya Moscoso, fueron sobreseídos de los cargos en su contra por supuesto delito de abuso de autoridad que enfrentaban luego de que en agosto de 2004, facilitaran la liberación de cuatro cubanos acusados de atentar contra la vida de Fidel Castro.

Según la Juez Marlene Morais, del Juzgado Duodécimo del Circuito Penal, la decisión de esta absolución se fundamenta en que "no se acreditó la existencia del dolo en el actuar de los imputados", e igualmente el fallo establece que "los imputados lejos de su voluntad o conciencia de querer causar un perjuicio, pretendían salvaguardar un bien jurídico más valioso como es la vida humana de los reclusos, pues éstos estaban siendo amenazados de muerte".

En ese entonces Barés, Tapia y Escalona, ocupaban los cargos de director de la Policía Nacional, sub director de Migración y Ministro de Gobierno y Justicia, respectivamente.

Las investigaciones por este caso iniciaron el 23 de septiembre de 2004, luego que se conociera que los anticastristas Luis Posada Carriles, Gaspar Eugenio Jiménez, Pedro Crispín Remón y Guillermo Novo, fueron liberados en la madrugada del 26 de agosto de 2004, tras ser beneficiados por un indulto presidencial.

Los anticastristas habían sido condenados por atentar contra la vida del presidente cubano Fidel Castro, en el año 2000.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes