Tarjeta roja hay que sacarle a los problemas, Adames sobre proyecto de educación sexual

“La tarjeta roja hay que sacarla a los problemas, no a las alternativas", dijo Crispiano Adames, promotor del proyecto de Ley No.61, por el cual se adoptan políticas públicas de educación integral, atención y promoción de la salud, justificando que no conlleva ningún tipo de guía o manual sobre sexualidad que afecten a los niños y adolescentes de Panamá.

Según Corina Cano, abogada de familia la ley de educación sexual es una marca y se está intentando promover en Panamá. Ve como preocupante  "que se les de anticonceptivos a los niños, niñas y adolescentes sin la representación de sus padres”.

Por su parte, Rosa Arguelles, asesora Legal del Ministerio de Educación (Meduca), indicó que el tema de las guías o manuales está en revisión. Dejó claro que la entidad no tiene nada que ver con los “productos anticonceptivos que están vendiendo”.

El diputado Adames reiteró que los cuestionamientos del proyecto de ley surgen ante el desconocimiento de su contenido.

Advirtió que para el presente año, estos embarazos representan el 31% de todos en general, una cifra alta para toda la región, y con una alta tasa de incidencia y prevalencia en enfermedades de transmisión sexual.

“El índice de embarazos precoces nos ubica en el puesto 23 del mundo, el 22 es Bangladesh y el 24 Etiopía”, dijo el diputado.

Dicho proyecto de ley se mantiene en agenda para su discusión en segundo debate y se fundamenta en las estadísticas del Ministerio de Salud y censo de la Contraloría sobre embarazo precoz, en las que se advierten de que desde el 2010 los embarazos precoces se incrementaron.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida