Turbiedad sigue bajando, pero agua sin poder consumirse

La variabilidad de la turbiedad que se está manejando en la planta potabilizadora de Chilibre mantiene la prohibición para consumir el agua que allí se produce. Según las autoridades, los niveles de turbiedad deben ser aceptables de manera continúa para proceder a autorizar su consumo.

Actualmente, los niveles se mantienen en 54 NTU (Unidades nefelométricas de turbidez ), sin embargo según los parámetros exigidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) deben estar por debajo de 5 NTU.

Para mejorar esa condición se han iniciado las pruebas con un nuevo polímero aniónico en los dosificadores de la potabilizadora. Mientras tanto, el Gobierno procedió a comprar más agua para su distribución en diferentes puntos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes