Vacunación ha salvado millones de vidas pero persisten mitos de sus riesgos

La vacunación ha salvado millones de vidas mundialmente y aun así todavía persisten mitos y creencias de sus posibles riesgos que urge contrarrestar con más educación, dijo a Efe una experta durante un Congreso Panamericano de Infectología celebrado en Panamá.

Los datos a nivel mundial y en Latinoamérica demuestran cuál ha sido la disminución en términos de enfermedades y de muertes con la inmunización, pero existe el desafío de erradicar esas creencias, dijo en una entrevista la directora médica de vacunas de GlaxoSmithKline (GSK) para Centroamérica y el Caribe, María Mercedes Castrejón.

Castrejón, panameña que trabajó en su país en el Hospital del Niño como pediatra e infectóloga, indicó que los principales mitos en temas de vacunación están relacionados con sus riesgos y la posibilidad de efectos secundarios en niños y adultos mucho más que sus beneficios y real importancia.

Un caso, señaló, es el de la vacunación contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) en el que la población entró en crisis por el llamado "síncope del desmayo".

Lo que ha ocurrido, explicó, es que se ha visto que las niñas cuando se le administra la inoculación "sufren prácticamente un desmayo" que tiene que ver "más con un aspecto psicológico que es lo que realmente produce esta alteración más que la vacunación en sí".

Vacunarse contra el VPH, virus causante del cáncer de cuello uterino, es relevante no solo para las niñas y adolescentes debido a la iniciación temprana en la sexualidad, sino también para las mujeres adultas activas sexualmente, se destacó en el Congreso de Infectología organizado por GSK.

La experta de la multinacional farmacéutica añadió que también hay "muchos mitos" entre la población sobre la vacuna para prevenir la influenza.

"Hay mucha gente que no se pone la vacuna de influenza porque piensan que después de colocársela les dará resfriado, se sentirán mal y asocian que "si me vacuno me produce más síntomas".

Reconoció que la vacuna de influenza sí puede producir fiebre y malestar general, pero que eso "quiere decir que el organismo reacciona, empieza a haber producción de anticuerpos".

La galena resaltó que hay muchos mitos sobre las vacunas y que la educación debe jugar un papel importante en su erradicación, aunque en general, expresó, "debe ser algo a nivel general (y de interés) de la población".

La directora médica de vacunas de GSK destacó que la vacunación debe estar incluida dentro de los programas a nivel ministerial en la educación, pues no solo es un trabajo que compete a los médicos, enfermeras y las instituciones.

Castrejón detalló que este tema fue abordado durante el Congreso, así como otros relacionados con la importancia de que no solo los niños deben vacunarse, sino también los adolescentes y particularmente los adultos contra la tosferina y la influenza.

Desde el punto de vista de prevención hubo un simposio específico para enfermedades de adultos, en especial sobre la influenza en Latinoamérica, que es un tema complejo en la población adulta mayor.

La carga global de la influenza, anualmente, se ha calculado en un billón de casos, entre 3 millones y 5 millones de dolencias severas y entre 300.000 y 500.000 muertes.

Solo en América, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) identificó 79.057 muertes por influenza, de las cuales el 81 % correspondieron a adultos mayores de 65 años.

En cuanto a la vacunación de niños en Centroamérica, Castrejón dijo que hay una "cobertura esperada" ya que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se habla de cifras por arriba del 95 % , dependiendo de las vacunas, pues, en otras está entre 80 % y 85 %.

Destacó que en los adultos ese porcentaje de vacunación, si se compara en el de los niño, es muy bajo, con cifras de hasta un 30 %, lo que va a depender del tipo de vacuna y de la población.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida