El cambio climático está agudizando el fenómeno migratorio en Centroamérica

El cambio climático está agravando la pobreza de miles de centroamericanos y agudizando la migración en la región, un fenómeno actual debido a la caravana de miles de hondureños que se dirigen a Estados Unidos, alertaron hoy autoridades regionales en un foro en Panamá.

La ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales de El Salvador, Lina Pohl, indicó que las sequías prolongadas y lluvias torrenciales derivadas del cambio climático están destruyendo las cosechas, afectando la seguridad alimentaria de los productores centroamericanos y "empujándoles a migrar".

"Llevamos desde el 2013 con bajo nivel de agua y con un trastocamiento brutal del régimen normal de lluvias. Los estudios dicen que habrá una baja en el rendimiento (de los granos básicos como el maíz o el fríjol) de un 30 por ciento para los próximos años", aseguró Pohl.

En El Salvador, como en el resto de la región, el 90 por ciento de los productores se dedican a la agricultura de subsistencia, lo que significa que comen y viven de lo poco que cultivan, apuntó la funcionaria en un foro sobre adaptación al cambio climático organizado por ONU Medio Ambiente.

Los efectos del cambio climático son especialmente graves en el llamado Corredor Seco Centroamericano, una zona donde habitan 10,5 millones de personas que abarca las costas pacíficas de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Esta franja de tierra, donde viven el 50 por ciento de los casi 2 millones de pequeños productores de granos básicos de Centroamérica, es una de las zonas más vulnerables del mundo al cambio climático, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El ministro de Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala, Alonso Alonzo, explicó por su parte en el mismo foro que las migraciones empiezan siendo internas, pero que luego terminan extendiéndose a otros países.

"Hemos visto que la gente que vive en el Corredor Seco busca moverse primero a otros lugares, donde están las cuencas hidrográficas y donde hay más oportunidades de vivir, y luego se van a Estados Unidos", afirmó Alonzo.

El funcionario no quiso relacionar directamente el cambio climático con la caravana de más de 7.000 migrantes hondureños que salió el pasado 13 de octubre de San Pedro Sula (Honduras) hacia Estados Unidos, pero pidió a los Gobiernos tratar los efectos del calentamiento global como una prioridad.

En la misma línea se manifestó el subsecretario de Energía, Recursos Naturales, Ambiente y Minas de Honduras, Elvis Rodas, quien dijo que la presión migratoria "puede acrecentarse" si no se mitigan los efectos del cambio climáticos.

Rodas, sin embargo, denunció en declaraciones a los periodistas que la caravana tiene "motivaciones políticas" y que "hay alguien" que se aprovechó de la vulnerabilidad de los migrantes y les animó a abandonar el país.

El gobierno hondureño ha acusado a la oposición política de querer provocar "ingobernabilidad" en el país y ha señalado de estar detrás de la caravana al expresidente y líder izquierdista Manuel Zelaya,

La caravana ha provocado una crisis en la región y ha despertado la ira del presidente estadounidense, Donald Trump, quien aseguró el lunes que cortará "sustancialmente" la ayuda a Guatemala, El Salvador y Honduras por no haber detenido a los migrantes.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida