Unos 200 detenidos en disturbios contra reforma tributaria

PANAMÁ (AFP). La cifra de manifestantes que fueron detenidos este martes en Panamá en choques entre policías y trabajadores que protestaban contra una reforma tributaria del presidente Ricardo Martinelli, ascendió a 200, aseguró la Policía en la noche.

En conferencia de prensa el director de la Policía Metropolitana, Javier Fanuco, dijo que la cifra final de obreros detenidos tras los disturbios en la capital panameña ascendió a 200, cifra que supera los 151 que aportó una fuente policial a media tarde.

Fanuco aseguró que la Policía "continuará con las acciones para garantizar el libre tránsito en el país".

Centenares de obreros del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción bloquearon con barricadas diversos puntos de dos de las principales avenidas de la zona bancaria de la capital panameña, para protestar por la ley de reforma que eleva el impuesto al consumo, sancionada el lunes por Martinelli.

En el lugar fueron desplegados policías antimotines, quienes se enfrentaron con los manifestantes, bajo una lluvia de pedradas y bombas lacrimógenas, en medio de enormes atascos de tránsito.

Algunos obreros se refugiaron en varios edificios en construcción, donde siguieron arrojando piedras a los agentes, que arrestaron finalmente a 200 personas, entre ellos una mujer.

El director de la Policía, Gustavo Pérez, declaró que "estas expresiones de violencia en lo que debió ser una protesta pacífica ponen en duda la legitimidad de estas manifestaciones".Pérez afirmó que los policías reprimieron a los manifestantes para "proteger la vida, honra y bienes de todos los ciudadanos", pero líderes de la protesta dijeron que los manifestantes lanzaron piedras en "legítima defensa", pues fueron reprimidos con gases lacrimógenos mientras repartían volantes.

"Los trabajadores tuvieron que replegarse hasta los edificios de construcción y en su legítima defensa lanzaban piedras contra las enardecidas unidades de la Policía", dijo el Frente Nacional para la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales en un comunicado.

Martinelli pretende con la reforma recaudar 200 millones de dólares al año para programas sociales, y en la misma se incluye una rebaja de diversos tributos directos, pero eleva de 5% a 7% el impuesto al consumo, lo que afectará a los sectores más humildes, según los críticos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Reportero Ciudadano: Envía las fotos y videos AQUÍ

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes