GUPC se compromete a procesar reclamo conforme al contrato, dice Pastor

La ministra de Fomento de España, Ana Pastor, se reunió este lunes con el presidente de la República, Ricardo Martinelli, con el fin de mediar en el conflicto contractual que amenaza con paralizar la obra de ampliación del Canal.

Al término del encuentro, Pastor dijo que se está intentando llegar a un acuerdo entre la Autoridad del Canal de Panamá y GUPC, a través del diálogo. "Estamos intentando a que lleguen a un acuerdo".

La ministra española indicó  que tienen presente que esto es un tema que influye de manera determinante para todos los panameños y en España, incluso en el mundo, ya que la apertura del Canal va a significar un antes y un después.

"El consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) se ha comprometido a que todas las reclamaciones se ceñirán a lo que establece el contrato", señaló Pastor.

Martinelli, por su parte, dijo estar "totalmente de acuerdo" con lo expresado por la ministra española, a la que agradeció públicamente su "muy atinada intervención" y su "muy significativa ayuda".

"No creo que tenga mucho más que añadir (a lo dicho por Pastor) salvo que la ACP y el GUPC, entre ellos, tienen que resolver todos sus problemas según el contrato firmado entre las partes. Estamos seguros que producto de las reuniones que se están dando entre ellos, van a resolver cualquier conflicto que pudiesen tener", afirmó el mandatario panameño.

"Lo que más queremos todos los Gobiernos del mundo, el de Panamá, de España, es que el Canal de Panamá se termine y se expanda según los términos estipulados en el contrato", reiteró el jefe del Estado.

Más temprano, la ministra española, mantuvo una reunión privada con el presidente de Sacyr, Manuel Manrique; el representante de la empresa italiana Impregilio, Paolo Moder, y el director de Proyecto del consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), Bernardo González, entre otros y en la tarde hará lo mismo con los responsables de la ACP.

GUPC, a través de una carta enviada el pasado 30 de diciembre, amenazó con suspender los trabajos de construcción del tercer juego de esclusas si en un plazo de 21 días no recibe respuesta a su solicitud de mil 600 millones de dólares en supuestos sobrecostos en la obra.

Por su parte, la ACP ha señalado que la cláusula citada por el contratista para paralizar las obras no se aplica al caso, y que el reclamo económico no está justificado debidamente, y ha instado al GUPC a que continúe las obras y paralelamente presente sus peticiones por los canales previstos en el contrato y no a través de negociaciones fuera de ese marco.

Pese al intercambio de declaraciones entre las partes, tanto el GUPC como Sacyr han expresado su disposición al diálogo y han reconocido que lo más conveniente por cuestiones de costos y tiempo es que el consorcio culmine la obra.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida