"Esto es una pelea de italianos robándose entre ellos", Martinelli

El presidente de la República, Ricardo Martinelli rompió el silencio y se refirió en detalles a los señalamientos en su contra y en contra de su hijo, Ricardo "Rica" Martinelli Linares, quienes han sido vinculados al escándalo de supuestos sobornos para la contratación de una empresa para la construcción de cárceles y el caso Finmeccanica, empresa con la que se negociaron radares, helicópteros y un mapa cartográfico.

"Esto es una pelea de italianos robándose entre ellos, es una pelea de poder de las altas esferas italianas", manifestó que el mandatario quien dijo que todo fue una "encerrona" en su contra y que no le extraña que se le hayan acercado a su hijo para perjudicarlos por no acceder a una contratación.

El mandatario confirmó que se dio la conversación entre su hijo y el empresario Lavitola y el empresario Mauro Velocci, grabación que fue divulgada en los medios de comunicación y con la cual, según el mandatario, se ha tratado de perjudicar a su familia. En esta grabación se conversa sobre la obtención de un helicóptero para Panamá.

El Presidente mostró un documento, de marzo del 2011, en donde su hijo, "Rica" Martinelli, le responde a Mauro Velocci, un correo electrónico en donde le pide que no le escriba más y no le responda más, para cortar todo tipo de conexión, esto al darse cuenta de los supuestos intentos de extorsión en contra de su familia.

Mauro Velocci, era un empleado de la empresa Svenmark, que según Martinelli se molestó porque no se le cedió un contrato para la construcción de unas cárceles modulares, que según el mandatario no beneficiarían a Panamá. Sin embargo Velocci ha sido la persona que ha desatado el escándalo desde el 2012, quien confirmó la grabación y además denunció los supuesto sobornos, aparte de que fue él quien le dio a Balbina Herrera, dirigente del Partido Revolucionario Democrático (PRD), los correos que mostraban conversaciones entre el presidente Martinelli y Lavítola.

Martinelli detalló sobre su relación con Lavitola, de quien dijo que se le presentó como la mano derecha del líder italiano Silvio Berlusconi, describiéndolo como una persona que inicialmente se mostró como "la persona más buena gente" y de quien reconoció que en su momento hizo mucho por Panamá, detallando que gracias a su intermediación el país logró un tratado de doble tributación y lanchas patrulleras. El mandatario, sin embargo, dijo que tras todo este escándalo comprende que la amabilidad de Lavítola respondía a intereses económicos ocultos, "Lavítola es un encantador de serpientes".

El Presidente calificó de "cocainero" a Velocci. Aclaró que no recibió ningún helicóptero, como dice en la grabación y asegura que cuenta con uno propio. Se burló de las versiones de que su interés era un helicóptero con piel Hermés, asegurando que no caería en tal fanfarronería, "yo me monto allí con zapatos sucios y hago toda clase de destrampes".

Sobre Balbina Herrera a quien denunció por supuesto delito de inviolabilidad del secreto, al divulgar los correos, indicó que la indultará y manifestó que fue la tonta útil de los italianos, "ella no se recupera de la derrota del 2009". Señaló también que le quitará una demanda a Juna Carlos Varela, vicepresidente de la República y candidato Panameñista a quien acusó de coimero.

Finalmente el mandatario señalo que no hablará más del tema y que como nadie en Panamá está juzgado, no tiene que interponer ningún tipo de demanda a nivel internacional.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida