Telemetro Telemetro Logo

Muerte de Noriega debe servir de reflexión para evitar otra dictadura en Panamá, Ossa

A juicio de Raul Ossa, combatiente de la cruzada civilista, la muerte del exgeneral Manuel Antonio Noriega debe dirigir al país a un sendero de reflexión para no convertirse en Venezuela.

Ossa señaló que se debe cuidar al país para que un episodio como el vivido durante la dictadura militar no vuelva a ocurrir, "porque los últimos gobernantes y el actual están haciendo todo lo necesario para que se repita el episodio que no se debe repetir jamás y debemos cuidar al país de la corrupción y la maleantería que nos están metiendo, creo que esa fue la causa del golpe militar de  1969 y se está repitiendo el fenómeno".

Sostiene que el deceso del exmilitar debe servir para erradicar todo evento que pudieran repetir hechos como la Masacre de Albrook, la Cruzada Civilista , y el número de muerto durante la época de la dictadura.

De igual forma, el exgeneral Rubén Darío Paredes señaló que si bien es cierto, Noriega cumplió su condena en Estados Unidos y Francia, como comandante retirado de la Guardia Nacional no puede aceptar la ejecución de oficiales subalternos que a su juicio es un crimen de lesa humanidad.

De acuerdo con Paredes, el exdictador panameño, quien en sus inicios era un oficial común con aspiraciones, de origen muy humilde y deseoso de cumplir con su jefe inmediato, fue transformado por el cargo de seguridad en el G2 de la Guardia Nacional, "creo que estuvo como 16 años al frente de la sección que es la más difícil por tratar con la clase de personas que tiene que tranzar a veces con personas inmorales en síntesis a Noriega el cargo a mi modo de ver lo maleó".

De igual forma el poder y los intereses alrededor de Noriega también fueron determinante en su actuar, según el exgeneral lo transformaron, toda vez que como jefe del G2 recibía toda la información del cuerpo diplomático alrededor del mundo, además tenía injerencia en al Corte Suprema de Justicia, que rodeado por fuerza de poder, armas, organizaciones y subalternos, " eso te va haciendo un semi Dios, un hombre especial o un suprahombre superior a los demás".

Noriega falleció a las 11:00 p.m. del lunes con 83 años de edad en el Hospital Santo Tomás, donde permanecía recluido luego de ser operado para extirparle un tumor cerebral.