Telemetro Telemetro Logo

“Protagonistas de la historia de este país están desapareciendo”, Herrera sobre muerte de Noriega

Como el cierre de un periodo importante en la historia de Panamá, catalogó la dirigente política Balbina Herrera la desaparición física del exdictador panameños Manuel Antonio Noriega, confirmada la noche de este lunes.

“De la historia de este este país, los protagonistas están desapareciendo, yo creo que eso vale la reflexión”, declaró vía telefónica en Telemetro Reporta, al tiempo que expresó sus condolencias a las hijas y familiares del ex hombre fuerte de Panamá.

“Ofrecemos las condolencias a sus hijas que han tenido que cargar conjuntamente con sus familiares, todo lo que ha sido la carga a través de todos estos años y mucha gente que no tenía nada que ver también hemos tenido que cargar mucha responsabilidad, pero bueno aquí estamos, creo eso es lo que a uno le corresponde por el momento que le tocó vivir en la historia de este país”, declaró Herrera.

Recordó que en el año 2015, Noriega pidió perdón al pueblo panameño, a todos aquellos que había ofendido y que le había causado cualquier tipo de humillación, lo cual a su juicio marcó un antes y un después.

Asimismo resaltó que el exdictador “ni estando preso fuera de este país, ni estando preso en Panamá, nunca lo escuchaste decir más allá de lo que él quería decir, y eso para bien de unos y quizá para mal de otros, pero él no se acogió como se acogen muchos a ese proceso del 245 en este país, de delatar a los demás, yo creo que son distintas personalidades, en distintas historias de la vida”.

La desaparición física del exdictador ocurre luego de aproximadamente tres meses de estar internado en el Hospital Santo Tomás donde fue sometido a una cirugía para eliminar un tumor benigno que tenía en el cerebro el martes 7 de marzo. Posteriormente, ese mismo día regresó al quirófano para una segunda operación por un sangrado que presentó, desde entonces permaneció bajo sedación profunda.

Hasta el pasado enero, cumplía condena en la cárcel de El Renacer, por la desaparición y el homicidio de Hugo Spadafora, por la muerte del militar opositor Moisés Giroldi y por la denominada Masacre de Albrook, en 1989.