Telemetro Telemetro Logo

Demandarán a Noriega por secuestro de sacerdote español

Panamá ( EFE). El exgeneral Manuel Antonio Noriega, preso en Panamá por graves delitos, será demandado este miércoles por el secuestro, en 1989, del sacerdote agustino español José Majadas, informó una fuente de la familia de Hugo Spadafora, el médico guerrillero italopanameño asesinado en 1985 durante la dictadura.

Alida Spadafora, hermana de Hugo, explicó a Efe que su hermana Rita "ha recibido la autorización del padre Majadas" para presentar la demanda contra Noriega, quien fue repatriado el pasado 11 de diciembre desde Francia y está recluido en la cárcel de El Renacer por condenas de más de 60 años.

La fuente dijo que, tras el retorno del exdictador, " es el momento de actuar, porque muchas violaciones a los derechos humanos no fueron denunciadas porque no estaba aquí".

Al padre Majadas " lo secuestró el G2 (seguridad del Estado) de Noriega en la ciudad de Chitré, donde era párroco, y lo tuvieron que liberar por la presión de la población, porque la gente no dejó de tañer las campanas de la iglesia", resumió Alida Spadafora.

La familia Spadafora es de Chitré y le une a Majadas una larga amistad y los consejos espirituales que le da, detalló.

Nacido en Ávila, España, en 1945, José Majadas llegó a Panamá con 28 años a inicios de los años 70 del siglo pasado, recién ordenado sacerdote de la Orden de San Agustín, para desempeñar varias labores misioneras.

En enero de 1985 fue nombrado párroco de la catedral San Juan Bautista de Chitré, según un recuento publicado por el semanario panameño Panorama Católico en 2010, cuando cumplió 40 años de sacerdocio.

Fue en esa ciudad, capital de la provincia central de Herrera, donde el 22 de febrero de 1989 donde fue detenido por supuestos agentes de Migración para deportarlo, según denunció el entonces embajador de España en Panamá, Tomás Lozano Escribano.

En 1993, Majadas fue declarado " Hijo Meritorio de Chitré", se nacionalizó panameño y, desde 2009, es párroco de la Parroquia Santa María La Antigua en la capital panameña.

Noriega, derrocado el 20 de diciembre de 1989 por una invasión estadounidense, entre 1990 y el pasado 11 de diciembre cumplió penas por narcotráfico y lavado de dinero en EE.UU. y Francia, y ahora más de 60 años de cárcel en su país por varias condenas, entre ellas la muerte y decapitación de Hugo Spadafora, quien en 1985 lo denunció públicamente por sus vínculos con los carteles de las drogas.

El exgeneral, con 77 años y achaques de salud, fue el último dictador que sojuzgo Panamá, entre 1983 y 1989, del régimen de facto iniciado en 1968 por el general Omar Torrijos, fallecido en 1981.