Telemetro Telemetro Logo

Familia de Hugo Spadafora espera que Noriega pida perdón

Boquete, Panamá ( EFE). La familia del asesinado médico guerrillero Hugo Spadafora, que en su día se opuso al régimen de Manuel Antonio Noriega, espera que, como " mínimo", el exgeneral " pida perdón a todo el país por todo el daño que ocasionó".

Alida Spadafora, hermana del médico, por cuya muerte Noriega fue condenado en ausencia a 20 años de cárcel en Panamá, dijo a Efe que la aprobación de la extradición del exdictador de Francia a Panamá, anunciada este miércoles, " era de esperar".

Reiteró que Noriega " tiene que pagar por los graves delitos que cometió, por el daño que hizo a mucha gente"

Asimismo, destacó que no están de acuerdo en que al antiguo " hombre fuerte" de Panamá se le dé " un trato de privilegio" y se destinen " fondos del Estado panameño a habilitarle una celda de lujo".

Spadafora señaló que " todos los presos que están en Panamá merecen el mismo trato que se le dé a Noriega, que privó de ese trato a las numerosas víctimas que ocasionó" durante el régimen militar que comandó entre 1983 y 1989, cuando una invasión estadounidense le derrocó.

Por otro lado, señaló que la petición que hicieron recientemente a la justicia italiana para que procese a Noriega por la muerte de Hugo Spadafora, por tratarse éste de un italopanameño, "sigue su camino, porque no solo lo involucra a él, sino a todos los que intervinieron en su muerte".

" Si se produjera una decisión (de que Italia pidiese su extradición a Francia) antes de su repatriación a Panamá, ya veremos qué sucede", acotó.

Fuentes diplomáticas francesas han explicado que una vez que la sala de instrucción del Tribunal de Apelación de París autorizó este miércoles el envío de Noriega a Panamá, su extradición a este país es algo irrevocable sin que deba influir el trámite en Italia.

La muerte de Spadafora es uno de los casos por los que Noriega ha sido condenado en ausencia en Panamá, que suman penas de más de 60 años de cárcel, por delitos que van de homicidios a daños ambientales.

También tiene casos pendientes como la desaparición y homicidio, en 1968, de un soldado panameño-estadounidense y dos más por la desaparición de dirigentes opositores, en 1969 y 1970.

Noriega está encarcelado en París desde 2010, adonde llegó desde los Estados Unidos, y actualmente cumplía una pena de siete años por blanqueo en Francia de dinero del narcotráfico.

En 1990, luego de ser derrocado por una invasión estadounidense a Panamá, Noriega estuvo encarcelado en EE.UU. por narcotráfico hasta su envío a Francia en 2010.