Telemetro Telemetro Logo

Panamá celebra Año Nuevo con la mira puesta en las elecciones de 2019

Panamá celebra el Año Nuevo con la perspectiva de una campaña electoral que se vaticina a partir de este martes 1 de enero, aunque no sea oficial todavía, la más complicada, competitiva y explosiva desde que volvió a la democracia en 1989.

Reclamos por la paridad de género a lo interno de los partidos, denuncias contra el Tribunal Electoral por irregularidades en la verificación de firmas de candidatos independientes, acciones proselitistas encubiertas fuera de campaña prohibidas por el Código Electoral sazonan el fin de año y auguran la animosidad del torneo.

Será la primera ocasión en que se sienta la presión de los medios digitales y plataformas de la sociedad civil, que encabezan desde hace meses atrás la campaña "#No a la reelección", que dirige básicamente sus mensajes a ese 35 por ciento del electorado joven que decidirá quienes gobiernen de 2019 a 2024, si van a las urnas.

La presión también la ejerce la cúpula empresarial, que el domingo a través del presidente de la influyente Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, Gabriel Barletta, clamó porque este miércoles 2 de enero la Asamblea Legislativa acoja "la iniciativa" de "hacer cambios profundos" constitucionales, que propuso meses atrás para que la próxima legislatura las ratifique.

El más grande de los festejos, "gratuito", y para alejarse un poco de la refriega política es patrocinado por la Alcaldía de Panamá y la Autoridad de Turismo de Panamá, según fuentes oficiales, y se celebró noche en la Cinta Costera, el paseo marino de la bahía, con artistas nacionales y el puertorriqueño Gilberto Santa Rosa.

El alcalde de la capital, José Blandón, es el candidato presidencial del oficialista Partido Panameñista, quien debe separarse del cargo para iniciar su campaña política, 60 días antes de los comicios del 5 de mayo.

Entre el sábado y ayer lunes se refrendaron las alianzas para los comicios presidenciales, la primera entre los oficialistas PPa y Partido Popular (PP), denominada "Panamá Podemos"; a la que le siguió el domingo la de los opositores Cambio Democrático y Alianza, con su candidato Rómulo Roux, el excanciller que desplazó al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) del partido que fundó.

Esa alianza se llamará "Un cambio para despertar".

Le siguieron el opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD), que postula al exministro de Agricultura Laurentino Cortizo, con el Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (MOLIRENA), cuya coalición bautizaron "Uniendo Fuerzas".

El Frente Amplio por la Democracia (FAD) ira en solitario con su candidato presidencial, el dirigente obrero de la construcción Saúl Méndez.

A estos cuatro candidatos se sumarán los tres independientes que más votos recojan hasta el próximo 4 de enero.

Pero ya el domingo se comenzaron a caldear los ánimos cuando el Frente Femenino del PRD, presidido por la diputada Zulay Rodríguez, reclamó a la directiva de su partido "el cumplimiento de la paridad de género" en las postulaciones, conforme lo ordena el Código Electoral que debe ser el 50 por ciento, excepto en la nómina presidencial.

También ayer lunes , el precandidato presidencial independiente Dimiti Flores denunció en rueda de prensa que el TE está "favoreciendo" a "otros rivales", que no identificó.

"Las firmas de los difuntos no se aceptaban, ahora hay más de 3.000 que se han aceptado, y el TE no dice nada; además hay más de 300.000 funcionarios que están en los libros de los precandidatos de libren postulación", exclamó.

Flores pidió una investigación al fiscal electoral, Eduardo Peñaloza, a quien hoy se le vence el periodo para el que fue escogido, y no se ha nombrado su reemplazo por el Ejecutivo, que debe ser aprobado por el Legislativo por un periodo de diez años.

El TE, con 45,84 millones de dólares, asumirá totalmente y supervisará la financiación de la campaña de medios de los partidos e independientes, mientras por primera vez pondrá en marcha el "voto adelantado", entre el 4 de marzo y 4 de abril próximos, solo para presidente, bajo ciertas condiciones.