Telemetro Telemetro Logo

Gómez, única mujer aspirante presidencial, quiere rescatar a los olvidados de Panamá

La independiente Ana Matilde Gómez, la única mujer que aspira a la Presidencia de Panamá en los comicios generales de mayo, ofreció este martes rescatar a los olvidados por un sistema de partidos que cuyo fracaso queda evidenciado en los índices de pobreza y los malos resultados educativos que exhibe el país centroamericano.

En una entrevista con Acan-Efe en su sede de campaña, esta abogada, exprocuradora (fiscal) general y actual diputada independiente, contó cómo durante el periodo de recolección de firmas para postularse como candidata presidencial se encontró con una gran cantidad de panameños que no podían deletrear ni escribir su nombre.

"Es decir, que el sistema nuestro dejó a mucha gente atrás", recalcó la política, quien alega tener un arraigado compromiso de transformar la vida de los panameños.

Ahora durante la campaña política, Gómez se ha encontrado con hogares en donde la pobreza es evidente, lo que le hace preguntarse "cómo se han podido robar (la clase política tradicional) la plata si todavía hay persona con pisos de tierra y cocinando en leña, con hijos con discapacidad y (mujeres) con una cantidad de hijos que no pueden atender".

Esas situaciones han mostrado a Gómez que hay muchas mujeres de su país que no han recibido información suficiente, ni educación ni para tomar el control de sus propias vidas y ni la de sus hijos.

El sistema educativo público panameño ha sido motivo de críticas en los últimas décadas por la deficiencia y carencias que registra, a tal extremo que muchos padres de familia de clase media han optado por incluir a sus hijos en colegios particulares, haciendo un gran esfuerzo económico en busca de un mejor porvenir para ellos.

En tanto, el Índice de Pobreza Multidimensional de Panamá en su última entrega de 2017 destaca que cerca de 778.000 personas viven en condiciones de pobreza, lo que representa el 19,1 % de la población total panameña.

De allí que Gómez no ve "el poder" como una meta en sí misma, sino como un instrumento para cambiar vidas, según dijo a Acan-Efe en la entrevista, en la que también habló de la preocupación que le causa la corrupción.

"Estos dos temas para mí son fundamentales: la formación del capital humano y la forma en que la corrupción ha penetrado las estructuras de poder e incluso las estructuras no formales de la sociedad como la familia, los gremios, las instituciones, etc", aseveró la entrevistada.

Hay, dijo la aspirante presidencial independiente, "una debilidad institucional tan grande, que si usted suma debilidad en capital humano y debilidad institucional es un terreno fértil para la corrupción".

Gómez resaltó que su campaña política se ha basado en hacer "las cosas diferentes, sin recursos, con mucho voluntariado, tocando la vida de la gente, entrando en el corazón y en la mente de la gente".

Sobre la posibilidad de aliarse con otro candidato independiente -en total son tres los que buscan la presidencia de Panamá sin partido- Gómez dijo a Acan-Efe que ya por ley el momento no lo permite y que los tiempos "ya se acabaron para eso".

Sobre si está segura del triunfo, a pesar de que parece relegada en las encuestas, Gómez respondió que muchos sondeos no son científicos y que hay mucha información cruzada.

"Un día sale uno a favor y otro día sale otro. Yo diría que lo que me siento segura es del compromiso que adquirí y que tengo con el 50 % de esta población, que las luchas de las mujeres son reinvindicativas y generacionales", indicó.

Alegó que a la mujer le cuesta mucho entrar a la política y aunque logre "un poquitito, no cede porque tiene por detrás de sí una generación de mujeres que está tratando de llegar también".

"El compromiso es todavía más grande con perseverar, porque al perseverar reivindica, y al perseverar das esperanza", dijo la política y abogada.