Telemetro Telemetro Logo

Así conocí el Kama sutra

¿Les ha pasado que ven a alguien y saben que esa puede ser su alma gemela? Pues, creo que esta vez me pasó. Fui invitado a dar una clase a unos estudiantes de Publicidad, pero cuando estaba en la cafetería en busca de mi café la vi.

Era hermosa. Con un look intelectual y una guitarra encima. Se veía inteligente, decidida y apurada. Sí, llegó, pidió un café negro sin azúcar y se fue. Negro sin azúcar, así le gustaba el café. Pensé en hablarle pero se fue tan rápido que no me dio tiempo.

Me fui a dar la clase pero seguía pensando en ella.

¿Será que había perdido la oportunidad de conocer al amor de mi vida y lo había dejado ir? Y sucedió, mientras estaba en plena clase apareció. Se llamaba Sofía, fue como un huracán, arrasaba con todo. Y ya estaba arrasando conmigo.

Cuando acabamos la clase me fui a buscarla. Estaba leyendo. Así que me acerqué y le pregunté qué leía. Resulta que ese libro era el Kama Sutra. Me soltó un "¿Quieres que te lo explique?" y...me lo contó todo: al ritmo de Bach, en un mercado de artesanías y hasta en el Arco Chato, bueno, casi, porque hay que respetar el patrimonio histórico.

Así que ese día terminamos en su nuevo taller de arte, o sea, mi apartamento.

Ay Sofía, ¿Dónde habías estado todo este tiempo?
Me parece que esta relación me pinta bien.

Saludos

Víctor