Trucos caseros para eliminar manchas de la ropa blanca

Existen ciertas manchas que una vez dejes que sequen en la tela, no existe ni el mejor detergente que pueda eliminarlas. Cuando se  trata de las prendas blancas, resulta aun más complicada esta labor.

Para estos casos existen ciertos remedios caseros que sin necesidad de maltratar tus mejores prendas con cloro, te ayudarán a solucionar estos problemas con facilidad:

Si se trata de que tu prenda blanca se ha tornado amarilla, producto del sucio, del sudor o por el paso del tiempo, puedes mezclar  jugo de limón con bicarbonato. Coloca el jugo de limón directamente sobre la mancha, luego añadirle el bicarbonato y dejarlo actuar hasta que seque. Una vez esté seca, proceder a lavar la prenda como lo haces habitualmente y verás como las manchas amarillas habrán desaparecido.

Otro remedio casero para eliminar las desagradables manchas oscuras o amarillas en la ropa blanca, es añadiendo una o dos tabletas de  aspirina al tambor de la lavadora una vez esté lleno de agua. El efecto de efervescencia hará que desaparezcan las manchas con facilidad.

Si la mancha es producida por salsa de tomate, un buen remedio casero es con ayuda de  vinagre blanco. Mezcla el vinagre, sumo de limón y un poco de agua, vierte directo a la mancha y luego restriega suavemente. Deja actuar por unos minutos para entonces lavar como de costumbre.

Las manchas de café son muy comunes, en este caso te recomendamos mezclar alcohol, agua y vinagre blanco en partes iguales según el tamaño de la mancha. Luego viertes el líquido sobre la parte afectada y deja actuar por unos minutos.

Y para esas huellas de labial sobre las camisas, puedes eliminarlas usando  crema dental blanca. Aplicando la crema directamente a la mancha y luego frotarla suavemente con ayuda de un cepillo de dientes hasta que la mancha desaparezca.

Las manchas de tinta, como por ejemplo los bolígrafos, son casi imposibles de evitar en los uniformes de tus hijos, para que no tengas que deshacerte de esas camisas y que ellos luzcan impecables todo el año, te recomendamos para estos casos, sumergir la mancha en  leche templada durante una hora aproximadamente para que la tela la absorba. Pasado este tiempo, enjuagar con abundante agua.

Las manchas de vino tinto son otro tipo de manchas que parecen ser imposible de quitar. Intenta derramando  vino blanco sobre la mancha de vino tinto, deja actuar y luego lava con normalidad. El agua con gas es otra alternativa para eliminar las manchas causadas por el vino tinto. Es importante tratar de actuar sobre las manchas de vino, de manera inmediata antes de que ésta se seque.

En caso de manchas con aceite o comidas, puedes retirarlas de la ropa, usando jabón líquido para lavaplatos. Frota ligeramente sobre la parte afectada y deja actuar por unos minutos. Luego puedes lavarla como lo haces normalmente y notarás que ha desaparecido.


Recuerda que la clave para mantener tus prendas blancas impecables es separarlas correctamente al momento de lavarlas. Nunca debes mezclarlas con ropa de colores. Los colores pasteles o grises no son blancos, por ende evita incluirlos con este tipo de prendas.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes