¿Por qué es importante la higiene de nuestras mascotas?

Es imprescindible mantener limpio nuestro hogar si convivimos con una mascota que duerme en nuestra habitación o la mayoría del tiempo está dentro de la casa.

Si tu mascota se expone periódicamente a dar paseos al aire libre, jugar en la arena o estar con otros animales, debe ser obligatorio llevarlos a bañar para evitar que entren en contacto con pulgas, garrapatas u otra enfermedad.

La higiene no solo se debe el baño, sino que conlleva otros factores como el corte de uñas, limpieza de oídos y masajes relajantes, y si se requiere, un buen corte de pelo.

Una peluquería canina o felina puede ser el lugar ideal para llevar a la mascota para que cuando regrese sea apta para convivir con sus dueños en un ambiente limpio y feliz.

El bienestar de ellos también es nuestro bienestar, por eso te dejo aquí algunas recomendaciones para el baño de tu mascota, ya sea si tienes perros o gatos y quieras realizarlo desde casa.

El baño de los perros

Para duchar a nuestros cachorros se debe ser paciente y cuidadoso, ya que se podrían asustar con la experiencia de ser mojados. Partiendo de eso, se debes cepillar y luego incorporar el agua y el jabón (preferiblemente con shampoo especial). En las veterinarias puedes encontrar especiales para caninos.

La salud bucal también es importante. Se recomienda cepillarlos como mínimo una vez por semana desde temprana edad. Las orejas también deben ser cuidadas.

Los hábitos de higiene constantes ayudan a evitar infecciones en la piel y mantienen su pelaje sano y brillante.

Una advertencia es que no es recomendable bañar a la mascota todos los días porque puede barrer con todas las defensas de la piel y puede ser propenso a contraer alguna enfermedad. Lo ideal es hacerlo periódicamente.

 El baño de los gatos

Pareciera extraño, pero no es necesario bañar los gatos periódicamente. Ellos tienen la habilidad de asearse con su lengua quitando la suciedad, creando una capa protectora en la piel.

Pero si te sientes seguro bañándolos, recuerda no hacerlo con tanta frecuencia y hazlo con mucho cuidado cada dos meses como mínimo.



Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes