El corsé, la nueva apuesta de Galliano para el hombre

John Galliano dio el viernes 22 de junio en París un paso más hacia la completa fusión de géneros, colocando al hombre corsés, plumas y pañuelos, en un intento de redefinir "una nueva masculinidad" para Maison Margiela.

Mientras Madeleine Vionnet y Paul Poiret fueron los primeros diseñadores en liberar a la mujer del corsé, el creador británico lo adaptó en su nueva colección para el vestuario masculino: se lleva como un cinturón color carne sobre una chaqueta de traje oscuro, o bien con un estampado de leopardo sobre un pantalón rosa de vinilo.

La seda también tiene cabida, en prendas transparentes superpuestas a una camisa o una chaqueta, inmovilizando en ocasiones los brazos de los modelos. Galliano, que dijo estar reflexionando así sobre "la manera de redefinir una nueva masculinidad", anunció que su colección en septiembre próximo será mixta.

En el pase mixto de la casa nipona Mihara Yasuhiro, ellos desfilan con cintas métricas que cuelgan, así como etiquetas, cordones y tirantes. Ellas les ganan en altura, con generosas plataformas.

El hombre vuelve a apropiarse de una prenda típica del vestuario femenino: el pañuelo, que lleva abierto, cayendo por encima de las solapas.

Otra firma japonesa Yoshiokubo decidió imaginarse "el peor escenario", como un atraco a un banco, para crear una colección en la que las prendas están estampadas con fotografías de ladrones en búsqueda y captura.

Una chaqueta transparente fue rellenada con billetes, así como una maleta que deja ver una abundante suma en su interior. Los textiles son brillantes, abunda el blanco, pero también las flores y los encajes con pedrería en este desfile al margen del programa oficial de la Semana de la Moda masculina.

El hombre se viste cómodo con pantalones cortos, calcetines blancos y zapatillas negras de terciopelo de estar por casa.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes