¿Tienes estrías?, entonces ámalas

Muchas veces evitamos ponernos ese bikini que tanto nos gusta para ir a la playa porque simplemente no sentimos esa comodidad en nuestro cuerpo al vernos en el espejo; la baja autoestima se apodera de nosotras produciendo esa sensación de desagrado total por lo que vemos.

Estas inseguridades son provocadas, muchas veces, por pequeñas marcas que aparecen en nuestra piel, llamadas estrías. Estas son líneas visibles, normalmente largas y finas, que ocurren cuando la piel se estira rápidamente, provocando que las fibras elásticas se rompan.

Inicialmente suelen ser rojas o moradas, pero con el tiempo frecuentan atenuarse hacia un tono blanco-plateado. Cuando la piel se estira mucho, en un periodo determinado, como es la adolescencia, en el embrazo o cuando aumentas o bajas rápido de peso, se exhiben más rápido en el cuerpo.

En el mercado podemos encontrar una variedad de productos que aseguran prevenir la aparición de estrías, pero científicamente su eficacia es dudosa. Las cremas hidratantes, pueden ayudar a que la piel se vea más suave pero no impiden la ruptura del colágeno, y, por ende, la aparición de estas marcas.

Si de algo estamos seguras, es que las estrías ni con terapia láser pueden eliminarse por completo, la mayoría suelen atenuarse y algunas desaparecen, de forma natural, en un proceso que puede tardar más de un año.

Por ello, mientras que muchas y, me incluyo, se pasan la vida escondiéndolas o buscando alguna forma de hacerlas desaparecer, otras optan por aprender a vivir con ellas.

Nuestra piel pasa constantemente por cambios que afectan nuestra apariencia física, como es el caso de nuestras odiadas estrías. Esto es algo deseamos evitarlo utilizando cualquier cantidad de productos estéticos o remedios caseros, la mayoría del tiempo se nos escapa de las manos de las manos y empiezan aparecer, aunque intentamos prevenirlas.

Recuerdas que, aunque tengas estas marcas, te ves bien, eres guapa y muy femenina. No sientas dudas de tu aspecto físico y menos por las estrías. Porque como todos sabemos somos imperfectas, pero si nos amamos, eso pasa a otro plano.

Tenemos que pensar que proyectamos ser una mujer segura de sí misma, en paz con nuestro cuerpo, sin tener complejos a la hora de ponernos cualquiera prenda de vestir que nos haga sentir incomodas, por el hecho que hace visualizara alguna estría.

¿Tienes estrías? ¡Relájate! Todas tenemos estrías, empieza amarlas, tu autoestima te lo agradecerá.




Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes