Prendas de Azzedine Alaïa se exponen como esculturas en Londres

Las prendas del modisto Azzedine Alaïa, fallecido el pasado noviembre, se exponen a modo de conjunto escultórico dentro del Museo del Diseño de Londres, en una muestra que abrirá mañana al público y que fue concebida por el propio artista antes de su muerte.

Alaïa era un modisto de origen tunecino que se asentó en París en los años cincuenta -donde conoció a André Malraux y Joan Miró- y que nunca se doblegó a las tiranías del mundo de la moda: no seguía el calendario de las colecciones de pasarelas y hacía todas sus prendas -que podían llevar años- a mano, cortando él mismo los patrones.

Esta libertad de un creador atípico con formación en las artes plásticas se puede apreciar dentro de la muestra "Azzedine Alaïa: el modisto", que ha sido concebida como un conjunto escultórico donde contemplar la perfección del corte y los patrones.

"Él no era un diseñador, era un escultor", afirmó a Efe el comisario de la exposición, Mark Wilson, durante su presentación hoy a los medios de comunicación.

Hijo de agricultores de origen español, el artista solía vestir siempre de negro estricto y realizó toda su producción textil en su pequeño taller -y casa- en el parisino barrio de Le Marais, donde sus comidas multitudinarias para trabajadores y amistades se convirtieron en leyenda.

Las más de 60 prendas que se reúnen en la capital británica están agrupadas según la idea conceptual que las domina, sin seguir un orden cronológico, y contienen ejemplos de sus más famosas colecciones, como "Explorando el volumen", "Fragilidad y fuerza", "Formas recogidas" o "Siluetas negras" -que reúne vestidos que datan del 1982 hasta 2003-.

En todas las piezas se aprecian formas que abrazan la figura femenina que las porta, ya que cada una se construía para ajustarse al cuerpo, en una detallada exploración del volumen y de las particularidades de cada configuración, agregó el comisario.

Otros conjuntos como "Acento español", "Otros lugares, otras culturas" o "Perspectiva renacentista" también enseñan la capacidad del diseñador de explorar y tomar inspiración de lo desconocido y ajeno, acogiendo motivos e ideas que lo hicieron innovar constantemente.

La atención al detalle y el estudio del cuerpo femenino, alejado del fetichismo o de la pasión, lo hizo ser requerido por grandes nombres de la moda y el espectáculo, como Greta Garbo, Arletty -la clásica actriz francesa-, Tina Turner o, más recientemente, Lady Gaga y Rihanna; así como en los años noventa diseñó para todas las supermodelos del momento.

Además, la modelo Naomi Campbell lo consideraba un padre adoptivo, ya que la acogió en su casa cuando llegó a París en los años ochenta cuando era adolescente, iniciando así una estrecha relación.

La exposición fue concebida por Alaïa junto a Mark Wilson y ambos trabajaron juntos en los siete meses anteriores a su defunción repentina, a los 82 años, tras un paro cardiaco.

"Es el 90 % de lo que él y yo habíamos planteado antes de que muriera", aclaró el comisario sobre cómo se había materializado la propuesta que ya tenían preparada.

"Lo vimos como una instalación, no como una retrospectiva", añadió en referencia a la concepción de la misma.

Por ese motivo, el propio Alaïa le encargó a cinco amigos suyos, entre ellos a Marc Newson, Christoph von Weyhe -su compañero sentimental- o Kris Ruhs, que realizaran cinco "pantallas" que dialogaran con sus prendas dentro de la sala, grandes paneles en vidrio y metal que ofrecen nuevos estímulos y conexiones mediante los materiales, los dibujos y las técnicas empleadas.

La muestra también la completan unas fotografías de Richard Wentworth realizadas durante los últimos meses del costurero y una serie de vídeos alrededor del franco-tunecino, entre los que destaca un cortometraje dirigido por Ellen von Unwerth, fotógrafa, donde retrata momentos íntimos del artista a principios de los noventa.

La recopilación de las obras de Alaïa, el modisto con una atención por el cuerpo digna de Rodin, estará en el museo de la capital británica desde el 10 de mayo hasta el 7 de octubre.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes