¿Qué buscamos en una “relación abierta”?

Hoy en día va en aumento las llamadas relaciones abiertas donde las personas acuerdan no ser exclusivas de esa otra persona pero realizan las mismas actividades de una pareja oficial. Esto se puede dar porque nos gusta explorar la vida sin ataduras con otras personas o no estamos a ciencia cierta seguros si esta es la persona con la que vamos a compartir el resto de nuestra vida y sirve como una salida fácil y no dolorosa si se presentan situaciones que no nos gusten.

Muchos se sienten atados en una relación formal y piensan que se aburrirán a corto plazo de las actividades de pareja con una sola persona. Existen algunos errores que se comenten a la hora de querer realizar esta práctica:

  • Es un asunto bilateral, es decir, las dos personas tienen la disponibilidad de cercarse a terceras personas, y no debe suceder que solo una de la pareja, realice la actividad “free” sin que el otro se entere. Debe ser totalmente consensuado.
  • Llegar a un acuerdo de las reglas que deben existir, como solo involucrar actividades sexuales con otras personas pero que interfiera con temas emocionales, laborales, familiares y amistades.
  • No confundir con las parejas “swingers” quienes inician con la fantasía de ver a su pareja realizando el acto sexual con otra persona. Esta práctica solo incluye la parte sexual.

Recuerda, mantener una relación free o abierta, conlleva mucha comunicación, respetando una serie de reglas pre-establecidas. Esta es una práctica en pareja, por ende deben estar ambos completamente a gusto con la situación.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes