Que los encuentros íntimos planeados no sean aburridos

Existe la idea que los momentos más placenteros son cuando se dan espontáneamente, pero en esta ocasión te indicaremos como pueden llenarse de pasión previamente, hasta llegar al momento cumbre del deseado encuentro.

Estos juegos previos son justos y necesarios debido a que durante la semana, las largas horas laborares se hacen eternos para volver a verse, teniendo que esperar hasta horas de la noche. La dedicación que se les da a los hijos (si los tienen), también interfiere con la intimidad. Es por ello que deben “agendar” un encuentro amoroso.

Ahora les presentamos una serie de ideas que puedes tomar para iniciar el “jugueteo sexual”:

  • Resalta tus atributos: al ir a disfrutar de una cena romántica, las chicas pueden optar por usar un vestido provocador para ellos, por su parte los chicos, pueden lucir un peinado, o retocarse la barba (si tienen).
  • Juguetes: en esa misma cena, la mujer pueden colocarse un vibradores con mandos a distancia, y así el hombre presionar el botón, cuando se le plazca y cuando menos lo espere.
  • Cita en casa: por cuestiones de tiempo, puedes organizar la comida en casa, pero sin olvidar de vestirte sexy para provocar a tu pareja, arma el ambiente como una luz tenue, música suave, vino, velas aromáticas, etc.
  • Juegos de roles: se deben establecer ciertas normas previas para evitar malos momentos, una de las practicas más comunes es del BDSM (Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo. Abarca un grupo de prácticas y fantasías eróticas libremente consensuadas).
  • Sexting: desde el punto donde se encuentren, pueden mandarse fotos provocadoras, notas de audio con voz susurra, para ir calentando el momento teniendo en cuenta que será muy sutil para ir llenándose de ansias.
  • Ve a otros lugares: fuera de hacerlo en la cama, pueden inventar hacerlo en un motel, en el auto, en la playa o donde se les ocurra donde no los descubran.
  • Fantasías: aquí predomina la comunicación que es muy relevante para escuchar, entender y compartir sus anhelados deseos. Pueden ponerse de acuerdo y llevar a cabo estas ideas, y así complacerse mutuamente y no caer en la desdicha de la rutina.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes