¿Qué hacer si no me gusta mi anillo de compromiso?

Tranquila, esto sucede más a menudo de lo que crees. Si ya le dijiste el "Sí" pero cuando te mostró lo que contenía la mágica cajita tus ojos trataron de disimular el horror, no te preocupes, aún tienes tiempo de solucionar esta situación. ¡Descubre cómo!

1. Habla con tu pareja

Es la solución más lógica, pero una de las más difíciles porque ¿cómo le dices que no te gustó algo tan especial, que eligió para ti con tanto amor? Sé muy respetuosa y lleguen a un acuerdo, al fin y al cabo debe ser una decisión de los dos.

2. Cambialo 

La mayoría de las joyerías tienen un lapso para devolver o cambiar el anillo. Obviamente después de haberlo hablado con tu pareja. Incluso en ventas por internet se tienen un par de días extras para poder modificar tu compra. Después de eso, los dos pueden visitar varios lugares para revisar que compren el modelo que más te guste.

3. Modifícalo 

Esto puede afectarle a tu presupuesto, pero si es algo con lo que vas a pasar el resto de tu vida, pues, debe ser la joya más bella que has visto, o no?

Ya sabes, comunícate con tu pareja y no tengas pena de decirle. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes