Comer alimentos energéticos si hacemos deporte

Para mantener una energía constante a la hora de realizar actividades físicas, es muy importante mantener una alimentación adecuada por ello se recomienda añadir en la dieta, alimentos que aporten energía para que la quema de calorías no te deje fulminado.

A continuación les mencionamos algunos alimentos que nos ayudarán a dotar el cuerpo de la energía suficiente para hacer deporte.

Frutos secos: como las nueces, son la mejor opción de alimentos energéticos aportan energía prolongada, debido a su contenido alto en fibra. Para no aumentar su valor calórico, se aconseja consumirlos naturalmente (ni tostados, ni salados, y no tomar más de una porción al día).

Frutas: los plátanos, las uvas, aguacate (su composición es alta en grasas, bajo en azúcares y rica en fibra), son alimentos que contienen azúcares naturales que surten de energía de forma inmediata, también contienen vitaminas antioxidantes, fibra y un alto contenido de agua.

Hidratos de carbono: cereales, arroz, maíz, avena, pan, entre otros; son los alimentos que más energía inmediata aportan a la alimentación, pero no todos son saludables. Hay que distinguir, entre los que necesitamos y los que contienen mucho: azúcares, almidones refinados perjudiciales, que elevan los niveles de azúcar en la sangre y engordan. Los hidratos recomendados son los llamados hidratos simples, que encontramos en las legumbres, cereales integrales, arroz integral (altos contenidos en fibra, minerales y vitaminas).

Chocolate puro: tiene propiedades euforizantes y estimulantes, y debido a su contenido en alcaloides produciendo un aumento o exageración de la energía vital del organismo.

Frutas deshidratadas:

Por el bajo contenido en agua de la fruta, da lugar a una alta concentración de calorías, debido a su alto contenido en hidratos de carbono simples, además son una buena fuente de potasio, calcio, hierro, vitaminas del grupo B, debido a su gran cantidad en fibra soluble, hace que la liberación de los hidratos de carbono se haga de forma gradual.

El proceso de deshidratación o secado, consiste en la eliminación total o parcial del agua y la humedad, evitando la proliferación microbiana, dando como resultado frutas deshidratadas o secas que conservan sus propiedades: ciruelas, uvas, duraznos, manzanas, peras, kiwis, cerezas.

Legumbres: son buenos debido a su alto contenido en fibra y proteínas de origen vegetal. El brócoli, contiene un alto índice de vitaminas, minerales, rico en antioxidantes y propiedades antianémicas.  


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes