Microorganismos resistentes a antibióticos aumentaron en la última década

Los microorganismos resistentes se han incrementado durante la última década debido a la inapropiada prescripción de antibióticos, señaló este jueves el médico Marte Hernández, miembro fundador de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica.

Aunque no hay una estadística sobre la cifra de bacterias que se volvieron resistentes -como por ejemplo el neumococo- la situación se ha convertido ya en un problema de salud pública “preocupante” que está presente a nivel global, explicó.

Cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) refieren que la mortalidad por infecciones bacterianas que no responden a los tratamientos en disponibilidad se podría multiplicar por diez para 2050.

Algunas bacterias causantes de enfermedades como la gonorrea o la salmonela ya han sido incluidas por la OMS en la lista de prioridad alta para encontrar antibióticos más potentes debido a que han generado una alta resistencia.

Durante una reunión de especialistas en Guadalajara (oeste de México) Hernández explicó que la elevación de la resistencia de las bacterias se debe a que cuando entran al sistema digestivo humano absorben los microoganismos nocivos y al ingerirlos generan resistencia.

Lo ideal, afirmó, es que cuando haya síntomas de enfermedad bacteriana, las personas acudan al médico y no ingieran medicamentos sin un diagnóstico previo.

“Ante cualquier enfermedad es imprescindible acudir al médico para recibir la orientación adecuada. Evitar la automedicación es clave sobre todo cuando se trate de antibióticos, así como el apego de forma estricta al tratamiento y la higiene de manos”, dijo.

Estadísticas de Salud Pública de México señalan que al menos 70 % de las recomendaciones terapéuticas que dan en las farmacias de México, principalmente de antibióticos, suelen ser incorrectas.

La presidenta de la Asociación Mexicana para el Estudio y Tratamiento del Dolor A.C, María del Rocío Guillén, afirmó que los latinoamericanos tienden a acudir a consulta cuando su enfermedad ya tiene varios días de evolución, lo que encarece el costo del tratamiento, o luego de probar remedios caseros.

“Muchas personas van al médico cuando la salud está complicada, empiezan con fiebre hoy y van al médico tres semanas después cuando se tomaron 20 cosas y no les funcionó, entonces (el consejo) es atiéndete, sale más barato atenderse de primera intención que dejarlo pasar”, afirmó.

Explicaron que en los últimos años se ha vuelto común que los padres jóvenes presionen a su doctor para que diagnostique a su hijo y los recete vía telefónica o por Whatsapp debido a que es más cómodo y ahorran tiempo en el traslado al consultorio.

Sin embargo, esta es una práctica errónea que podría traer como consecuencia un mal tratamiento que complique la enfermedad y al final, la recuperación resulte más costosa.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes