Ministro de Sanidad paraguayo sostiene que el aborto no se plantea en el país

ETIQUETAS

El ministro de Salud Pública y Bienestar Social de Paraguay, Julio Mazzoleni, dijo este lunes a los medios que la atención en salud reproductiva y sexual del país pasa por "educación y prevención" y descartó la introducción de cambios en la ley del aborto, solo permitido en caso de riesgo para la madre.

Mazzoleni fue preguntado por esta cuestión tras reunirse con el presidente del país, Mario Abdo Benítez, y la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, para presentar la Estrategia de Cooperación en el País (ECP) para el periodo 2019-2023.

La ECP contempla entre sus objetivos para Paraguay la reducción de la mortalidad materna, neonatal e infantil, así como del embarazo en adolescentes.

En el país se estima que una media de 650 niñas de entre 10 y 14 años son madres cada año, según los datos del Centro de Documentación y Estudios (CDE).

Mazzoleni señaló que el Gobierno se toma "con mucha seriedad" la salud reproductiva "a lo largo de todo el ciclo de vida", y aseguró que se trabaja para "disminuir las tasas de mortalidad materno-infantil".

Asimismo, se refirió a los embarazos adolescentes como "un problema serio" en el país, cuya solución se debe enfocar en "educación y prevención".

"Hay intervenciones que tienen que ver con educación, sobre todo en cooperación con el Ministerio de la Niñez y con el Ministerio de Educación. Estamos trabajando fuertemente en lo que tiene que ver con educación y prevención principalmente", apuntó el ministro.

En cuanto al aborto como derecho reproductivo, el ministro de Salud recordó que en Paraguay "actualmente está penado por ley" y agregó que "por el momento" no le corresponde pronunciarse.

En Paraguay, el aborto solo está permitido si el embarazo, el parto o el puerperio ponen en riesgo la vida de la madre y esto está "debidamente justificado" por un médico, como establece el Código Penal.

Por tanto, el aborto en Paraguay es un delito, que se castiga con penas de entre dos y ocho años de cárcel.

Mazzoleni insistió en que este tema no se trató en la reunión con Abdo Benítez y Etienne, y agregó que la OPS no ha emitido ninguna recomendación al respecto.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes