Sandía: la fruta del verano y muy saludable

Con el calor que hace en Panamá es muy importante cuidarse para no tener problemas de salud. Y para aquellos que no les gusta beber agua todo el tiempo, la temporada seca ofrece otras alternativas para mantener el cuerpo hidratado. Un ejemplo de esto es la sandía, una fruta originaria de África y que es ideal para ser consumida en el calor porque además de ser muy rica, refresca, hidrata y aporta numerosos beneficios para la salud.

La sandía tiene mucha agua, alrededor del 90% del cuerpo de la fruta está compuesto por la sustancia, pero también tiene importantes nutrientes como carbohidratos, minerales, hierro, calcio, fósforo y vitaminas A, B y C. Varios estudios científicos demuestran que la sandía es un alimento que tiene agentes antioxidantes poderosos que son muy eficaces en la prevención de cánceres, incluyendo el cáncer de próstata.

Y para dejarlo con más ganas de probar esta deliciosa fruta, tenemos otra ventaja importante: la sandía sirve como afrodisíaco. Según los investigadores del centro de mejoramiento de frutas y hortalizas de la Universidad de Texas A & M (Estados Unidos), esta fruta tiene una gran cantidad de citrulina, sustancia reconocida como vasodilatadora. La sustancia es responsable de la formación de óxido nítrico en los vasos sanguíneos, provocando vasodilatación y relajación vascular por aumento del flujo sanguíneo (por eso la citrulina también esta presente en el Viagra).

Y si necesitas adelgazar, no te preocupes: la sandía es una fruta de pocas calorías, a cada 200 gramos (una media rebanada) tiene, en promedio, sólo 65 calorías. En contraste, la sandía tiene alto índice glucémico (azúcar). Por eso, las personas que sufren de diabetes deben consultar a un médico o nutricionista para obtener información necesaria para consumir el fruto sano y salvo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes