7 Tips para no emborracharse tan rápido

¿Eres de los que te encanta la rumba pero siempre terminas borracho? ¿Al día siguiente  tu borrachera y los shows producto de esta, son el tema principal entre tus compañeros? ¿Te conviertes en la burla de todos? Y ¿Haces cosas de las que ni siquiera te acuerdas? Entonces… Hay un problema: ¡no sabes tomar!

Para que puedas empezar a disfrutar de las fiestas sin quedar como un títere inservible te sugerimos los siguientes consejos. ¡Toma nota!

No tomes con el estómago vacío

Asegúrate de comer algo pesado antes de empezar a tomar. Si ingieres alcohol con el estómago vacío quedaras mal en un, dos por tres.

Toma agua                               

Cuando sientas que ya no estás del todo sobrio empieza a tomar agua hasta sentirte un poco mejor. Luego, puedes retomar la bebida pero con cautela.

Evita permanecer sentado

Si pasas toda la noche sentado, cuando te levantes tu cabeza va a empezar a dar vueltas. Trata de hacer actividades que te mantengan activo y te hagan sudar. Bailar, por ejemplo.

Ingiere levadura                                

Jim Koch asegura que la levadura absorbe el alcohol de un 20 a un 30%. Puedes diluir una cucharada de levadura seca con agua o yogur e ingerirla antes de empezar a beber.

Evita tomar muy rápido

Agárralo con calma… Mientras más rápido tomes más alcohol llevaras a tu organismo e incluso gastarás más dinero. Mide cuánto y con qué frecuencia te sirves los tragos.

No mezcles               

Evita a toda costa mezclar. Si empiezas con ron termina con ron porque si empiezas con ron y terminas con vodka no vas a saber ni cómo llegar a tu casa. ¡Cuidado con esto!

Toma aceite de oliva                             

Tomarse una cucharada de aceite de oliva antes de empezar a beber, cubrirá las paredes de tu estómago y el alcohol no llegará tan rápido a la sangre. ¡Ojo! No significa que con esto no te emborracharás, solamente retarda el efecto.

Curiosidades, videos, noticias y más de la Copa Mundial ¡AQUÍ!

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes